Enfermedades de poscosecha en cítricos y su control

Dentro de las enfermedades de poscosecha, las podredumbres constituyen un ejemplo típico de daños evolutivos. Las podredumbres de los frutos cítricos pueden ocurrir en el campo, durante la cosecha, transporte, empaque, almacenamiento y conservación en frío y/o durante el proceso de comercialización (Garrán, 1996; Meier y Cocco, 2008). Los principales agentes de podredumbres son hongos. Estos son microorganismos heterótrofos, es decir requieren de materia orgánica para su alimentación (Garrán, 1996; Tuset, 1987).

Los principales agentes causales de podredumbres en estos frutos son el moho verde (Penicillium digitatum Sacc.) y el moho azul (P. italicum Wehmer), siendo el primero el patógeno más común y de mayor actividad reproductiva (Garrán, 1996). Este hongo se caracteriza por su gran capacidad de desarrollo y enmascara la presencia de los otros mohos. Estos hongos causan una podredumbre blanda en el fruto que le hace perder con rapidez su forma, adquiriendo éste al final un aspecto de masa disforme (Tuset, 1987).

Las páginas de este artículo explican el control químico, los métodos de control alternativos a los fungicidas de síntesis, los tratamientos térmicos, el uso de aditivos alimentarios y la combinación de estrategias para el manejo integrado de podredumbres en poscosecha de cítricos; con la aplicación práctica de los tratamientos alternativos.

Descargar (PDF, 985KB)

FUENTE

Comentario

  1. Pingback: Enfermedades de poscosecha en cítricos y su control

Deja un comentario