El universo de la genética en el campo

A lo largo del viaje que Charles Darwin realizó en el HMS Beagle, bergantín de la Marina Real Británica, entre 1831 y 1836, logró conocer y estudiar parte de la cuenca sur del continente americano, desde la costa de Brasil, pasando por la Tierra de Fuego, hasta arribar a las islas Galápagos. Este recorrido concluiría en el inicio de lo que sería su obra maestra El origen de las especies. Las maravillas naturales observadas terminaron en una de sus bases teóricas, que es la selección natural y la probabilidad de la aparición de variedades: “la selección natural no crea las variaciones individuales, sino que las utiliza como material de construcción, como el hombre para crear variedades domésticas. […] Lo único que puede hacer la selección natural es conservar y acumular variaciones útiles.”

La mejora genética es la ciencia y el arte de enriquecer las características (rendimiento, resistencia, belleza, productividad, calidad y adaptabilidad) de las especies animales o vegetales domésticas por medio de los cambios en el genotipo (carga de genes). La mejora genética de una planta tiene como fin generar variedades más eficientes sea cual sea su uso final, ya sea alimento, materia prima o forraje para los animales domésticos. Para muchos científicos, el potencial de la edición genética parece casi ilimitado, ya que ofrece una nueva forma de crear plantas resistentes a la sequía, inmunes a las enfermedades o con mejor sabor.

El panorama agrícola actual encuentra algunas situaciones como la pérdida o reconfiguración de mano de obra, la limitación en el suministro de agua, la disminución de la tierra óptima para cultivo, así como la demanda creciente de los incrementos poblacionales para el abasto constante que empujan a la creatividad e innovación. Esto provoca interés hacia los mercados de tomar licencia para desarrollar variedades enfocadas en el consumidor.

Especialización

Por esto, para responder a la tendencia se deben tener áreas especializantes en investigación y desarrollo (o proveedores que cubran esta necesidad), adaptación tecnológica e inversión para verla convertida en una retribución. Para ser exitoso en un proyecto, por ejemplo de berries, deben tener una variedad adecuada tanto para el productor como para el consumidor.  Una provechosa comercialización y un productor adaptable crean una fórmula benéfica.

Lenin Ovando, vicepresidente de operaciones de la compañía Plant Sciences y director general de Latin Berry Plants; quien también es especialista con una amplia trayectoria y experiencia en el sector de la edición genética y producción de la planta, presentó durante el Meister Media Worldwide Industry Summit un panorama actual del tema. En el caso de Norteamérica están buscando el mejoramiento genético en la fresa, para llevarlo a otras variedades.

El resultado, señaló, es un conjunto de genotipo y medio ambiente. Empresas de investigación y desarrollo concentran sus principales áreas en:

  1. Genética para la producción de variedades propias.
  2. Producción de planta de semilla.
  3. Producción de berries.
  4. Área de consultoría.
  5. Clientes directos de producto.

Productividad

El experto señaló que el primer objetivo es cumplir con las características de productividad mínima. Se debe lograr la arquitectura de la planta; por ejemplo, que no tenga mucho follaje para tener eficiencia en la cosecha (tema que aporta beneficios al desarrollo robótico); lograr resistencia a las enfermedades; que tenga pocos requerimientos en fertilidad; tolerancia a la lluvia y frío; tolerancia al calor y sales. Todo esto bajo un esquema de producción medida.

Mercado

El segundo objetivo, dijo, es lograr las demandas del mercado en sus necesidades, requerimientos y nuevos retos: buena vida de postcosecha; tamaño, color y apariencia; sabor con textura y aroma, entre otros.

Ovando explicó que la base es proporcionar tres grandes aspectos clave para un buen desarrollo genético del producto: sabor, frescura y productividad. Al identificar qué gen (o grupos de genes) regula o codifica determinada característica —como el gusto, la resistencia o la tolerancia—, se toma una secuencia de varios ácidos nucleicos y se extrae el ADN para buscar el código específico; una vez obtenido ese marcador especial, el cual permitirá la manipulación, se ahorra tiempo en investigación.

Biotecnología

En el caso de que los agentes estén genéticamente modificados la genética va de la mano con la biotecnología, cuyas herramientas básicas son:

  • Mutación.
  • Transgénicos: utilizan material genético de bacterias para transferir un gen específico incluso de otro organismo, considerada poco aceptable socialmente.
  • Edición genética: activar o desactivar algún gen (CRISPR), considerado más aceptable socialmente.

En la agricultura su aplicación permite:

  • Sistemas de diagnóstico para enfermedades.
  • Agrobiológicos, con el uso de organismos vivos o sustancias producidas por ellos para mejorar la productividad de los cultivos, control de plagas, y/o maleza.
  • Cultivo de células y tejidos in vitro para la producción de plantas a gran escala, obtención de metabolitos secundarios y mejoramiento genético.
  • Cultivos genéticamente modificados mediante tecnología de genes.
  • Conservación de germoplasma.
  • Estudios de diversidad, evolución, genética de poblaciones y programas de mejoramiento.

Plant Sciences, Inc. es una empresa privada fundada en 1985, cuyo desarrollo le ha convertido en una firma de investigación agrícola con impacto internacional en distintas áreas, incluidas la mejora vegetal, el cultivo de tejidos vegetales, la producción de semillas, las técnicas de cultivo y el control de plagas.

En sus instalaciones de investigación, que incluyen laboratorios de vanguardia, invernaderos y granjas de prueba, combinadas con equipos actualizados e información técnica, han logrado desarrollar un sistema de proceso para la ingeniería genética de una variedad.

El especialista indicó que la industria de la fresa sobrevivirá con condiciones distintas a las actuales, siendo ejemplo para las demás en el negocio de las variedades. La estrategia de ingeniería genética debe ser clave para el desarrollo de plantas con alta resistencia a patógenos, clima, y mejores sistemas de producción, creando una alta viabilidad para el desarrollo de genomas.

Al día de hoy, la mejora genética implica varios años para crear una variedad, no obstante, la historia indica que la evolución encuentra picos de explosión y, afortunadamente, la ciencia es nuestra aliada, por lo que el Ovando afirmó “[…] ante este nuevo panorama, los más creativos son los que sobrevivirán”.

Deja un comentario