El ‘Smartomizador’, un salto de gigante digital para la salud del campo

Pulverizadores Fede cambia con su ‘Smartomizador’, el primer atomizador inteligente y conectado premiado en FIMA 2018, el paradigma para proteger los frutales, cítricos, olivar y viña

El Smartomizador va a cambiar de forma revolucionaria la forma de pulverizar o aplicar los tratamientos fitosanitarios a cultivos de gran rentabilidad para los agricultores, aquellos orientados a la exportación, como son los cítricos, olivar, frutales y la viña. En los herbáceos, la digitalización de la pulverización ha avanzado mucho, pero había margen de maniobra en la agricultura especialista, donde esa labor representa el 30% de los costes de producción y cualquier error puede suponer importantes pérdidas económicas para las empresas agrícolas.

La empresa Pulverizadores Fede ha marcado un antes y un después en las labores de protección sanitaria de los cultivos especiales. Esta pyme valenciana ha desarrollado, con el apoyo de la Unión Europea dentro del marco del Horizonte 2020, un proyecto de innovación que consiste en un cambio disruptivo a nivel internacional: el primer atomizador inteligente y conectado.

«Las empresas agrícolas necesitan reducir el impacto ambiental de su actividad, mejorar la rentabilidad y satisfacer la demanda social de alimentos de calidad y cada vez más saludables», explica Federico Pérez, director general de Pulverizadores Fede. Así se gesta el Smartomizador, equipo de protección de cultivos especiales asociado a una plataforma de gestión agronómica inteligente, que ha recibido la distinción de Novedad Técnica Sobresaliente en la feria de maquinaria agrícola más importante de España: FIMA 2018.

¿Inteligente? ¿Por qué? El sistema sugiere al técnico la dosis y el volumen de aire adecuados, según el estado fenológico del cultivo para que éste dé el visto bueno o lo ajuste, bajo su criterio profesional, en respuesta a otros factores y envíe la orden de trabajo directamente al atomizador, para que se autorregule.

«La falta de control sobre parámetros críticos de la pulverización es la mayor causa de fracaso en un tratamiento. Los agricultores no cuentan con información y visualización precisa, por lo que no existe la posibilidad de corregir errores en el momento de pulverizar para evitar un problema mayor: la proliferación de la plaga y enfermedades o retirada del mercado de la fruta por exceso de residuo de pesticidas», comenta Federico.

Esta innovación es una apuesta por la mejora de la seguridad agroalimentaria, ya que a partir de ahora la fruta y verdura que encontramos en los supermercados ya puede contar con el informe de trazabilidad real, es decir, con datos específicos para comprobar que la fruta que llega al consumidor ha sido tratada correctamente. Esto es posible gracias a que todos los datos registrados durante los tratamientos quedan almacenados de forma ordenada en la plataforma para su análisis.

Al incremento de los estándares de la seguridad agroalimentaria, se suma la mejora del respeto al medio ambiente. Está demostrado que en la protección de cultivos especiales con equipos convencionales existe una emisión al medio ambiente del producto fitosanitario fuera del área de aplicación como consecuencia del viento, conocido como deriva, que en muchos casos supera el 50% del volumen de producto aplicado, según el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA).

«Con el Smartomizador, la deriva se reduce entre un 45,9% y un 48%, según los ensayos de la Universitat Politècnica de Catalunya (UMA-UPC) y el IVIA respectivamente», indica el director general de Pulverizadores Fede. Este sistema es capaz de detectar si los parámetros de pulverización son correctos y enviar alertas en caso de que no lo sean para poder corregirlos y ajustarlos a tiempo real.

Pero, sin duda, lo que catapulta su potencial de funcionalidad es la conectividad. «El Smartomizador es el primer equipo de protección de cultivos especiales conectado a Internet, lo que permite, además del envío de órdenes de trabajo al equipo, el registro preciso de todos los datos de pulverización. Así, detecta en todo momento las variaciones que puedan producirse para señalar al operario los parámetros establecidos en la orden de trabajo se desvíen», sostiene Lars T. Berger, director de Innovación de Pulverizadores Fede.

Esta última ventaja supone una herramienta indispensable ya que hasta ahora, el operario no podía saber si había realizado bien el trabajo porque no tenía visibilidad del mismo. Así, con el Smartomizador, desde la cabina del tractor el operario de campo puede ver si está realizando el tratamiento correctamente de forma gráfica a través de una tablet.

Proactividad

El sistema del Smartomizador está basado en la orden del técnico. En caso de que durante el trabajo de pulverización alguno de los parámetros no sea correcto, el operario recibirá avisos a tiempo real para corregir aquello que sea necesario (velocidad, RPM, agitación, presión…). El hecho de poder recibir avisos minimiza el riesgo de cometer errores y permite conocer en todo momento los parámetros de pulverización que se aplican. El operario, a su vez, visualiza en la tablet el tratamiento que se realiza para saber si ha dejado alguna calle sin tratar o si ha superado la dosis adecuada.

FUENTE

Comentario

  1. Iván Álvarez Viñas

    Buenas noches

    Existe el smartomizador para caña de azúcar? Gracias anticipadas

Deja un comentario