El poco conocido cultivo del espárrago

La esparraguera, de nombre común Asparagus officinalis, es una planta muy apreciada por los espárragos, que no son otra cosa que los brotes jóvenes y tiernos, que se consumen por su sabor y propiedades para la salud. Los espárragos blancos son aquellos que se recogen antes de que les dé el sol, mientras que los llamados espárragos trigueros son los de tipo silvestre, que son verdes y pueden encontrarse en muchas zonas de vegetación mediterránea.

Cuándo plantar espárragos

Lo primero que debemos decir aquí es que hay dos formas de plantar los espárragos. Una es conseguir o comprar las semillas de espárragos y germinarlas en un semillero, pero este método no es muy recomendable, ya que implica que tendremos que esperar dos años más en poder empezar a cosechar nuestros primeros espárragos.

Por tanto, el método más usado es el otro, que consiste en comprar las garras de espárragos, que así es como se llama a sus rizomas. La mejor temporada para plantar las garras es entre el final del invierno y el inicio de la primavera.

Cómo plantar espárragos

Los espárragos son una planta muy duradera, que puede crecer en nuestro huerto hasta por 10 años. Precisamente por esto, es muy importante preparar el suelo adecuadamente antes de plantarlos, ya que tardaremos en poder liberarlo de nuevo. Sigue estos consejos y pasos sobre cómo plantar espárragos:

  1. Excava una zanja de 30 cm de ancho, que será donde plantes la fila de espárragos. Hazlo en un punto soleado del terreno, aunque si no dispones de él, esta planta también acepta condiciones de semisombra.
  2. Para asegurarte de que el suelo es adecuado, lo mejor es que prepares tú mismo la cama de la zanja. Prepara una mezcla de compost, estiércol o humus de lombriz. Esta base proporcionará al espárrago los nutrientes que necesita, ya que son muy exigentes en este aspecto. Cubre los primeros 10 centímetros de la zanja con esta mezcla y planta luego las garras en ella.
  3. Es importante que las raíces queden tan extendidas como sea posible, de forma circular, y con la corona apuntando hacia arriba, o el espárrago no crecerá adecuadamente.
  4. Separa las garras unos 50 cm entre sí y, si haces varias filas, deja aún algo más de distancia entre ellas, aproximadamente unos 70 cm.
  5. Cubre después los 20 cm restantes en la zanja con tierra. Esta tierra debe ser rica en materia orgánica y debe tener un buen drenaje y ser bastante suelta. Si la tierra que utilizas es muy arcillosa, necesitarás añadir más compost a la mezcla.
  6. Tras esto, riega abundantemente y hazlo de nuevo una vez a la semana hasta que los espárragos empiecen a crecer. Para cuando lleguen los mediados o finales de primavera, deberías empezar a verlos brotar.

Cuidados de los espárragos

Ahora que ya sabes cómo plantar espárragos, te recomendamos consultar los cuidados básicos de los espárragos para poder tener éxito en su cultivo:

Suelo y riego de los espárragos

Como hemos dicho, los espárragos necesitan de suelos muy bien drenados además de ricos en nutrientes. Esta es una planta que soporta muy bien la falta de agua, pero por contrario no tolera el exceso de humedad. Por tanto, si vives en una zona lluviosa o húmeda, apenas necesitarás regarlos una vez hayan brotado, con la excepción de posibles veranos muy calurosos. En climas templados y soleados, un riego cada diez o quince días será suficiente habitualmente. Para evitar que acumule demasiada humedad, procura regar sin mojar la planta de espárragos, humedeciendo en su lugar el suelo a su alrededor. Un mal drenaje o un exceso de riego provocará la aparición de hongos o la putrefacción de las raíces, echando a perder todo el trabajo de su cultivo.

Temperatura ideal

La temperatura ideal del espárrago es de entre 18 ºC y 25 ºC, pero gracias a su resistencia soporta incluso heladas, aunque siempre es mejor procurar protegerlos bien si vivimos en zonas en las que puede haber heladas.

Plantar tomates junto a los espárragos

Además te recomendamos plantar tomates cerca de los espárragos, ya que son unas de las verduras que crecen bien juntas. Esto significa que son especies que no compiten por completo por los nutrientes del suelo y que, incluso, se protegen mutuamente de posibles ataques de plagas.

Cuándo cosechar espárragos

En el primer año se aconseja dejar al espárrago morir al final de la temporada, sin recolectarlo. Hay algunos agricultores que usan métodos alternativos para poder cosechar desde el primer año, pero a menos que tengáis mucha prisa, recomendamos esperar a la segunda temporada.

La cosecha de los espárragos, que se realiza en los meses cálidos, consiste en dejar dos tallos sin cortar para permitir a la planta realizar una buena fotosíntesis, y cortar los tallos tiernos a ras de suelo para nuestro consumo, conforme vayan creciendo. También es recomendable dejar descansar a la planta durante un mes para que las raíces se recuperen del esfuerzo.

FUENTE

Deja un comentario