El lixiviado de vermicompost mejora el crecimiento de plantines de tomate

El lixiviado de vermicompost mejora el crecimiento de plantines de tomate

En todo el mundo las condiciones de sequía, temperaturas extremas, y suelos con alto contenido de sales, tienen efectos negativos en los cultivos de tomate. Estos procesos naturales reducen el contenido de nutrientes en el suelo y el ciclo de vida de las plantas, afectando así el crecimiento de las mismas y el rendimiento, lo que finalmente se traduce en una baja rentabilidad para los productores de tomate.

Como una alternativa para las prácticas agrícolas insostenibles como el uso de fertilizantes sintéticos, los agricultores están buscando mejoradores del suelo amigables ambientalmente, tales como el lixiviado de vermicompost, un líquido orgánico producido a partir de heces y de material digerido por lombrices de tierra, que se genera durante el proceso de vermicompostaje.

“Las heces de las lombrices de tierra presentes en el vermicompost contienen proteínas, vitaminas, y micro y macronutrientes como nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, y magnesio”, explicó Johannes Van Staden, autor principal de un estudio reciente publicado en HortScience. agriculturers.com. Van Staden y sus colegas Mayashree Chinsamy, y Manoj Kulkarni, del Centro de Investigación para el Cultivo y Desarrollo Vegetal de la Universidad de KwaZulu-Natal Pietermaritzburg, Sudáfrica, estudiaron los efectos del lixiviado de vermicompost (LVC) en plantines de tomate sujetos a varias temperaturas y niveles de estrés hídrico.

Para investigar el estrés térmico, se expusieron unos plantines de tomate a temperaturas de 10, 15, 20, 25, y 30 °C y se trataron con y sin lixiviado de vermicompost (1:10 v/v). Los experimentos de estrés hídrico comprendieron plantines de tomate tratados con y sin LVC (1:10 v/v) y volúmenes de 15, 30, y 45 ml de soluciones nutritivas de media fuerza.

“La mayoría de los parámetros morfológicos de los plantines tratados con LVC no sólo presentaron una marcada mejoría a temperatura óptima (25 °C), sino que también exhibieron una significativa mejora a alta temperatura (30 °C)”, escribieron los investigadores. “Aunque a bajas temperaturas (10, 15, y 20 °C), el LVC promovió varios parámetros de crecimiento de los plantines de tomate, esta mejora no fue significativamente más alta que la de los respectivos controles”.

Los experimentos de estrés hídrico mostraron que los pigmentos fotosintéticos y los contenidos de solutos compatibles se vieron significativamente reducidos en plantines de tomate tratados con LVC a 15 ml. “Los parámetros fisiológicos se redujeron dentro del rango de condiciones más favorables para los plantines tratados con suministro de solución nutritiva de 30 ml”, señalaron los autores. Los científicos dijeron que los resultados de estos experimentos de estrés hídrico demuestran claramente la posibilidad de usar menos agua para producir cultivos de calidad.

Los resultados mostraron que el suministro continuo de LVC mejoró las características morfológicas, incluyendo la superficie foliar y la biomasa de los brotes y las raíces. Concluyeron que el lixiviado de vermicompost es una alternativa de mejora del suelo adecuada, que puede beneficiar significativamente el desempeño del cultivo de plantines de tomate bajo estrés abiótico. “Más importante aún, es que el LVC es orgánico y por ende puede ser usado como un suplemento fertilizante amigable con el ambiente”, agregaron.

Referencias:

El estudio complete está disponible en el sitio web de ASHS HortScience: http://hortsci.ashspublications.org/content/49/9/1183.abstract

Material traducido por Agriculturers.com

FUENTE: eurekalert.org

Deja un comentario