El grafeno ha llegado a la agricultura

El versátil material grafeno ahora se está utilizando para mejorar la agricultura, con nuevas tecnologías desarrolladas en la Iowa State University. Desde que se descubrió, el grafeno se ha utilizado en más y más aplicaciones que pueden aprovechar sus extraordinarias propiedades súper fuertes y superconductoras, esta última implica usarlo como sensor para controlar la cantidad de agua, así como también tiempo de crecimiento que las plantas requieren para maximizar su potencial de crecimiento.

Cómo funciona el sensor

Mediante el uso de la tecnología de impresión en 3-D o mediante un proceso de moldeo avanzado, los investigadores han desarrollado un proceso para formar complicados patrones de grafeno en una superficie de bloque de polímero. Una vez que se aplica el patrón, se aplica una solución de grafeno líquido sobre el bloque de polímero para rellenar los patrones dentados.

Cualquier exceso de grafeno se elimina con cinta, con una segunda tira de cinta y luego se utiliza para despegar el patrón de grafeno, lo que da como resultado un sensor en la cinta. Los patrones de sensor tienen un ancho de menos de cinco millonésimas de metro, y los sensores ultrapequeños terminados se fabrican con cinta y cuestan apenas unos centavos.

Cuando está en contacto con el agua, la propiedad del material cambia en relación con la conductividad, lo que hace que los sensores sean muy sensibles a la humedad. Esto permite mediciones extremadamente precisas de la tasa de transpiración de una planta. Los científicos están entusiasmados de utilizar este sensor basado en cinta para realizar investigaciones sobre métodos de cultivo, ya que es el primer ejemplo práctico de un dispositivo “portátil” para controlar las condiciones de crecimiento.

Los sensores de grafeno detectan información crítica sobre cómo optimizar un entorno en crecimiento y los métodos utilizados para crecer. Fundamentalmente, el proceso de monitoreo de ninguna manera inhibe o interrumpe la vida de la planta en sí.

Tecnología de sensor más usable

Los investigadores han bautizado esta nueva tecnología como “sensor de tatuajes de plantas”, que son muy optimistas y pueden utilizarla en una amplia variedad de aplicaciones y entornos. En un futuro cercano, la tecnología del sensor portátil podría aumentarse con otros sensores que se pueden usar para detectar presiones y tensiones. Por ejemplo, ya se han desarrollado guantes inteligentes que pueden detectar movimientos de las manos y proporcionar datos sobre la presión y el movimiento.

Se prevé que en un futuro no muy lejano, la tecnología de sensor portátil construida con grafeno se utilizará en aplicaciones nuevas e importantes en campos como el diagnóstico biomédico, en el control de diversos aspectos de un entorno dado, para monitorear la integridad estructural de alta levantar edificios y monitorear los cultivos para detectar la presencia de enfermedades o reacciones a los pesticidas.

FUENTE

Comentario

  1. Irigoyen Juan

    Bienvenido Grafeno

Deja un comentario