El glufosinato de amonio, ¿la opción para remplazar el glifosato?

El ICA y la Anla ratifican los estudios de eficacia contra ‘malezas semileñosas en potreros’.

En cinco años, los cultivos de hoja de coca se han triplicado en el país. De 47.790 hectáreas detectadas por el sistema de monitoreo de cultivos ilícitos de Naciones Unidas en 2012, se pasó a 171.000 hectáreas en 2017.

A la fecha, la Fuerza Pública ha erradicado unas 40.000 hectáreas sembradas con coca este año –con una resiembra del 25 por ciento– y Naciones Unidas certificó que 30.265 hectáreas fueron arrancadas por las familias que les apostaron a los programas de sustitución voluntaria.

Pero al Gobierno le preocupa la pérdida de vidas en la erradicación forzosa, como la del patrullero de la Policía Naren Mora Rivera, quien falleció el pasado fin de semana al activar una mina antipersona en zona rural de Tumaco, Nariño.

De allí la importancia de usar la fumigación aérea para no arriesgar la vida de los policías de Colombia”, afirmó el ministro de Defensa, Guillermo Botero, al lamentar la muerte del uniformado y mencionar el uso del glifosato.

Aunque este químico se utiliza hace más de 35 años en actividades agrícolas, en abril del 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reclasificó esta molécula como una sustancia tipo 2A; es decir, que podría causar cáncer a los humanos. En mayo del mismo año, la Corte Constitucional, atendiendo una serie de recomendaciones de la OMS, prohibió su uso en actividades de fumigación aérea, y dejó abierta la puerta  para el uso de otro herbicida.

Fue así como en septiembre del 2016 la Policía Antinarcóticos realizó de manera satisfactoria pruebas experimentales con la molécula de glufosinato de amonio, el herbicida que podría remplazar al glifosato.

En la etiqueta del registro autorizado por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y en la resolución de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), acerca de la molécula, se ratifican los estudios de eficacia contra “malezas semileñosas en potreros”, como los expertos califican los sembradíos de coca. 

En Colombia existen dos formulaciones aprobadas, tanto por el ICA como por la Anla, para ser usadas en malezas semileñozas, con dosis que van entre 6 y 8 litros por hectárea para garantizar la muerte de la planta. El estudio, realizado durante 4 meses por un grupo de profesionales expertos en herbicidas, concluye que en caso de ser necesario se podría utilizar el glufosinato de amonio para asperjar los sembradíos de coca.

De allí la importancia de usar la fumigación aérea para no arriesgar la vida de los policías de Colombia

Aunque la acción de la molécula es de contacto, porque quema la planta, en las pruebas realizadas por la Policía se le agregó un coadyudante agrícola para que la molécula fuera absorbida y secara la raíz.

Hasta ahora, la OMS califica el glufosinato de amonio como apto para fumigar la maleza en cultivos de algodón, maíz y soya, entre otros, por lo que su uso está avalado en 82 países. 

Según varias fuentes, se han analizado 25 moléculas para sustituir el glifosato, pero por ser de “acción sistémica de amplio espectro”, deben emplearse en dosis más altas porque la coca es un arbusto. Por eso, la idea es darle la oportunidad al glufosinato.

FUENTE

Comentario

  1. Gustavo Rivas

    Me gustaria saber cual es la diferencia entre Glifosato y Glucofosinato de Amonio. Gustavo Rivas Email grivas7@hotmail. Com.

Deja un comentario