El genoma de 360 variedades de tomate ayuda a entender su evolución y su mejoramiento genético

El genoma de 360 variedades de tomate ayuda a entender su evolución y su mejoramiento genético

Un equipo de científicos internacionales dirigido por expertos de la Academia China de Ciencias Agrarias (CAAS) ha publicado en Nature Genetics un estudio sobre la cría y evolución del tomate en base a la secuenciación de 360 variedades de planta del tomate, incluyendo especies silvestres y domesticadas.

maiatza-1_1368443915

El estudio, dirigido por Sanwen Huang, del Instituto de Hortalizas y flores de la CAAS, se basa en la variedad Heinz 1706, la primera variedad de tomate cuyo genoma fue secuenciado de forma completa en 2012. Para este proyecto los investigadores secuenciaron 333 variedades rojas, 10 especies silvestres y 17 híbridos comerciales modernos de todo el mundo.

Los investigadores encontraron que la masa del tomate evolucionó a través de un proceso de dos pasos desde el pequeño tomate silvestre al tomate grande. El estudio también revela las diferencias genéticas entre variedades de tomates grandes y los tomates de procesamiento tales como el Heinz 1706. Los investigadores identificaron los genes responsables de este fenotipo localizado en el cromosoma cinco, en representación de una firma genética del tomate procesado.

“Hace dos años sólo teníamos el genoma de un tomate y ahora tenemos más de 300 (…) Lo que hace este trabajo es realmente importante para futuras mejoras del tomate. Ahora podemos encontrar los genes causantes de los rasgos que queremos“, afirma Harry Klee a The Scientist, un científico de horticultura de la Universidad de Florida que estudia los tomates pero que no participó en dicho estudio.

“Una secuencia del genoma no es suficiente ya que la variación es la materia prima necesaria para la reproducción“, explica Sanwen Huang, “así que decidimos crear un mapa de variación para el tomate, que dará a los criadores una visión holística de las diferencias de las especies”.

FUENTE: fundacion-antama.org

Deja un comentario