El dilema de nuestro futuro agrícola, un caso australiano

Es interesante que más de una cuarta parte de los productores primarios de Australia consideren abandonar la agricultura en los próximos cinco años. El dilema para la industria agrícola es cómo conservar los conocimientos y experiencias agrícolas existentes, al tiempo que se facilita la entrada de “sangre nueva” en las empresas agrícolas.

Las últimas cuentas nacionales de la Oficina de Estadísticas de Australia han revelado que el crecimiento agrícola incrementó un extraordinario 27,6 por ciento en 2016, tras una cosecha récord en todos los estados. La agricultura tuvo 10 veces su contribución promedio a la economía en los tres meses hasta diciembre, representando el 0,5 por ciento del crecimiento del 1,1 por ciento del país.

Los servicios locales de tierras ayudan a los agricultores a aumentar sus conocimientos a través del asesoramiento, la información, la capacitación y la creación de redes. Las decisiones mejor informadas ayudan a los agricultores a equilibrar la producción, los beneficios y la sostenibilidad y esto contribuye a un crecimiento general de la productividad agrícola local, pero ¿cuáles son las opciones para asegurar el futuro de la agricultura para las generaciones futuras?

Hay una serie de organizaciones que ahora están apoyando a los productores a prepararse de manera proactiva para la siguiente fase de sus vidas, asegurando que sus exitosas empresas agrícolas puedan seguir prosperando y sostener a las generaciones futuras.

El Young Farmer Business Project es una iniciativa conjunta entre el Departamento de Industrias Primarias de NSW, NSW Young Farmers Council y NSW Farmers Association, cuyo objetivo es aumentar el número de jóvenes en agricultura en NSW (New South Wales, Australia). Como parte de la iniciativa, se está desarrollando un centro de información para proporcionar recursos de apoyo empresarial utilizando plataformas digitales que satisfagan las necesidades de nuestra generación más joven de agricultores. Traducido por AGRICULTURERS.com.

Ingresar al negocio de la agricultura puede ser muy desafiante – requiere habilidades, recursos y conexiones para tener éxito y el Proyecto de Negocios de Jóvenes Agricultores tiene como objetivo proporcionar la información, el conocimiento y las redes a aquellos interesados en cultivar su futuro en la agricultura.

Con la planificación correcta y las redes adecuadas, es posible que los agricultores retirados sigan ganando de sus años de duro trabajo, mientras apoyan a los jóvenes agricultores y apoyan a su comunidad local.

Estas decisiones pueden ser estresantes y el Departamento de Industrias Primaria de NSW ofrece un programa de Resiliencia Rural que ayuda y apoya a los agricultores. Ofrecen redes, intercambio de información e iniciativas relevantes diseñadas para desarrollar habilidades de resiliencia personal y empresarial que permitan a la gente avanzar en una dirección favorable.

Una de las principales barreras para una carrera agrícola es que se considera demasiado costoso a menos que una persona es capaz de heredar un negocio existente y su propiedad. Hay nuevas organizaciones y soluciones emergentes para ayudar a la transición de la tierra a través de las generaciones, permitiendo que la agricultura se convierta en una opción de carrera para los jóvenes australianos y facilitar la entrada de los agricultores de mediana edad.

Existe la alternativa tradicional de la sucesión para los agricultores que se van retirando – venta o entrega de las tierras.

¿Qué pasaría si vendieras la mitad del campo a una nueva familia de agricultores que quieran iniciar su propia empresa agrícola? ¿Qué pasa si sigues siendo el dueño de la propiedad del campo y haces arreglos para permanecer en el campo y ofreces tus conocimientos a la nueva familia?. Traducido por AGRICULTURERS.com.

Estas opciones pueden hacerse realidad para cualquier familia de agricultores retirados. Hay organizaciones matching que pueden encontrar oportunidades para que los agricultores que se retiran vendan su campo o parte de éste a nuevos agricultores e inversionistas que desean hacer agricultura.

Cultivate Farms es una de esas organizaciones, una empresa social con el objetivo de rejuvenecer las comunidades regionales mediante el regreso de las familias jóvenes a las comunidades regionales. Conectan a las familias jóvenes con los inversionistas y los agricultores que se retiran para poseer y para hacer funcionar un campo en conjunto.

El futuro de la agricultura puede garantizarse mediante la participación en asociaciones, adquiriendo conocimientos y teniendo un pensamiento innovador por parte de todos los interesados – las agencias gubernamentales, la industria agrícola y los agricultores.

Los proyectos y asociaciones de los Servicios Locales de Tierras desempeñan un papel en la facilidad de establecimiento de redes para reunir estos sectores. Traducido por AGRICULTURERS.com.

FUENTE

Comentario

  1. Pingback: El dilema de nuestro futuro agrícola, un caso australiano

Deja un comentario