El agro ve en la innovación la clave hacia nuevos mercados

El agro ve en la innovación la clave hacia nuevos mercados

La tecnificación, el valor agregado y la biotecnología son opciones para tres sectores claves Buscan generar $ 1.000 millones adicionales hasta 2030.

El gran reto nacional, en medio de la crisis financiera provocada por la pandemia, es encontrar maneras de reactivar la economía, ya sea a través de la inversión o la búsqueda de nuevos mercados.

Pero la agroindustria del país, cuyas ventas se mantuvieron relativamente equilibradas durante la emergencia sanitaria, no se queda atrás. En el marco del programa Reinventa Ecuador, que busca proyectos para incentivar la inversión en el país, los distintos sectores del agro también han empezado a replantear cuáles son las áreas que deben fortalecer para elevar su nivel de competitividad y aumentar su índice de ventas y exportación.

Así lo dice María Clara Correa, vicepresidenta de Expoflores, gremio que agrupa a 1.790 floricultores, quien señaló que las posibilidades de inversión se encuentran, principalmente en la tecnificación y en la búsqueda de mercados de nicho.

“Mientras que las florícolas hemos trabajado mucho en el uso consciente del agua, en el compostaje y la renovación de suelos, la industria aún tiene sitio para crecer, sobre todo en temas de tecnificación y costos de transporte. “Ecuador provee solo el 9 % de las flores a nivel mundial, lo que significa que hay espacio dónde crecer, pero el país no debe enfocarse en aumentar masivamente su producción sino en dar un valor agregado al producto, lo que le ayudará a encontrar mercados de nichos importantes, como sucedió con el cacao”.

Esta agregó que, en cuanto a la comercialización del producto, también hay un reto en la percepción. “Debemos trabajar para que las flores dejen de verse como una compra de ocasión y se conviertan en una compra cotidiana”, dijo.

A este análisis se sumó el exportador de banano José Torres, quien señaló que el uso de la tecnología para el mejoramiento de sus procesos es un campo pendiente. “Hay productos como el dron con fuselaje de espuma flexible que nacieron de la innovación para tecnificar los procesos y aún no se adquieren mayoritariamente, pese a que facilitaría las cosas. Hay mucho por hacer también en el tema de cultivo, pues Ecuador aún está por debajo del índice de producción de otros países de la región”, dijo.

En el sector arrocero, las semillas son un área de posible mejora. Así lo explicó Heitel Lozano, director del Centro de Investigación Nacional del Arroz (Cinar). “En temas de genética de semillas nos estamos quedando, a diferencia de otros países y es necesario ahondar en investigación”.

Agregó que la mecanización de los suelos también es un tema pendiente, y que no se ha cumplido porque no hay suficiente maquinaria láser adecuada en el país. “En dos años, solo el 30 % de los suelos para el cultivo de arroz está mecanizado. No es un capricho, esta nivelación permitiría alcanzar mayor rendimiento en las cosechas, ahorrar agua y lograría que los fertilizantes fueran más eficientes”, subrayó.

Estas innovaciones, analizan los gremios, permitirían que el país pudiera generar hasta $ 1.000 millones con miras hacia 2030. “Ese es el reto a largo plazo”, agregó Correa. 

El cáñamo continúa cautivando

Pese a que las regulaciones para el cultivo del cáñamo aún no están listas, y el Ministerio de Agricultura no ha dado una fecha para su publicación, el interés en este producto continúa al alza.

El propio MAG estima que la industria podría generarle hasta $3.000 millones al país.

Pero Erick Ponce, director del Instituto del Cannabis (ICAN) en México, señala que en esta industria la innovación también es clave. “Ecuador no debe empezar con la mirada puesta en Europa. Si bien es uno de los principales compradores, es vital pensar en América Latina y las posibilidades que ofrece el cáñamo en temas como los productos para la construcción y la manufactura”, señaló.

FUENTE

Deja un comentario