Efectos de las micorrizas y de las rizobacterias promotoras del crecimiento de las plantas sobre el rendimiento y la calidad de la alcachofa

El artículo “Effects of mycorrhiza and plant growth promoting rhizobacteria on yield and quality of artichoke” evalua el efecto inoculantes microbianos y hongos micorríticos en plantas de alcachofa.

En las últimas dos décadas, el creciente interés por las prácticas agrícolas sostenibles ha dado lugar a un mayor desarrollo y uso de inoculantes microbianos comerciales para aumentar la productividad de los cultivos y la eficiencia en el uso de los recursos. Los inoculantes microbianos incluyen principalmente bacterias libres, hongos y hongos micorríticos arbusculares (AMF).

El objetivo del presente experimento fue evaluar el efecto de dos inoculantes comerciales que contenían AMF solo o AMF en combinación con bacterias promotoras del crecimiento de plantas (PGPR) sobre los componentes del rendimiento y la calidad de la alcachofa, Cynara cardunculus subsp.

Se inocularon plantas micropropagadas del cultivar de alcachofa “C3” de Romanesco al trasplante con un inoculo comercial que contenía 700 esporas g-1 de Rhizophagus intraradices y 700 esporas g-1 de Funneliformis mossae a una dosis de 2 kg ha-1, mientras que otra parte de las plantas se inoculó con un inoculo comercial que contenía 132 esporas g-1 de Rhizophagus intraradices y 2 × 109 CFU g-1 de bacterias beneficiosas (Azospirillum brasilense, Azotobacter chroococcum, Bacillus megaterium y Pseudomonas fluorescens).

El mayor rendimiento se registró en ambos tratamientos de inoculación, mientras que el mayor número de brotes por planta y el peso fresco de alcachofa se registraron en plantas inoculadas con AMF y AMF + PGPR, respectivamente.

La concentración de P en la cabeza de alcachofa fue superior en un 17,4% en ambos tratamientos de inoculación en comparación con el control.

Cuando se hizo un promedio sobre los inoculantes microbianos, se observó una mayor actividad antioxidante lipófila y contenido fenólico total en las brácteas internas que en las externas.

La mayor concentración de nitrato se registró en plantas tratadas con AMF (774 mg kg-1).

Ambos inoculantes microbianos no afectaron la actividad antioxidante hidrófila (0,63 mmol de ácido ascórbico 100 g-1 f.w.) y el contenido fenólico total (626,2 mg de ácido gálico eq. 100 g-1 p.d.).

En general, la inoculación de AMF o doble inoculación AMF y PGPR podría considerarse una herramienta efectiva y sostenible para mejorar los componentes del rendimiento con efectos positivos menos pronunciados sobre la calidad de la alcachofa.

FUENTE