Descubre el araticú

Con el nombre de “araticú” se conocen varias especies diferentes pertenecientes al género Annona y hasta hace un tiempo atrás con el nombre genérico Rollinia.

Para la provincia de Misiones, el Instituto de Botánica Darwinion en su base de datos de la flora del Cono Sur, menciona la presencia de 3 especies de Annona que son: Annona emarginata, Annona neosalicifolia y Annona rugulosa. Estas especies pertenecen a la familia botánica de las Annonaceae, la misma a la que pertenecen la Graviola o Guanábana, la Chirimoya, la Atemoia, la “Fruta do conde”, entre otros. Posiblemente el número de especies de Annona presentes en Misiones sea mayor que el mencionado.

Los araticú de Misiones son árboles que tienen una altura entre 3 y 20 metros según la especie. El tronco en todos los casos es recto y de corteza casi lisa de color grisácea. Las hojas son simples, de color verde oscuro a verde amarillentos según la especie, variando también la forma entre ovalada hasta lanceolada, con ápice agudo excepto en una especie que es redondeado. El pecíolo de las hojas en todas las especies es corto. Las hojas al ser estrujadas desprenden un aroma silvestre característico, que permite diferencias a los araticús de otras plantas con hojas similares.

Las flores son de color amarillo a verdosas, formadas por 3 pétalos carnosos con forma semejante a una hélice del motor de una lancha, muy perfumadas. Florecen a partir del mes de agosto aproximadamente.

Los frutos son amarillos al madurar, de forma variable según la especie, entre casi esféricas a acorazonada o también con varias tuberosidades esféricas que le dan un aspecto muy llamativo. La fructificación se observa entre diciembre y marzo aproximadamente.

Los frutos contienen desde unas pocas a abundantes semillas, según la especies, de color negro y de tamaño variado según cada especie (por lo general frutos más grandes tienen semillas grandes), rodeados por una carnosidad blanca a casi traslúcida, de sabor dulce y agradable, de consistencia casi gelatinosa.

La reproducción se lleva a cabo principalmente por semillas, las cuales germinan fácilmente y conservan por mucho tiempo su poder germinativo. El desarrollo de las plantas es moderado a rápido y al cabo de unos 3 años ya producen frutos.

Los araticús son plantas muy elegantes como ornamento, con una copa más o menos amplia por lo que producen buena sombra, además son reconocidos árboles frutales cuyos frutos principalmente se consumen sin procesamiento alguno, aunque puede prepararse batidos o jugos a partir de su pulpa. Se menciona también en la bibliografía, que algunas mariposas se alimentan durante su etapa larval de las hojas. En su hábitat natural, existe un gran número de aves y mamíferos que consumen sus frutos y ayudan a la dispersión de estas especies.

FUENTE

Deja un comentario