Cultivos que resisten inundaciones

Un grupo internacional de investigadores publicó el estudio “Evolutionary flexibility in flooding response circuitry in angiosperms” el 20 de septiembre de 2019 sobre cómo volver a los cultivos resistentes a las inundaciones que cada vez son más frecuentes y severas. Con este conocimiento, se podría dejar de perder productos y dinero en cada desastre natural.

El estudio, publicado en la revista Science, buscó analizar y comprender, por qué el arroz puede ser tan resistente en un cultivo parcial o completamente cubierto de agua, además de notar la falta de esta resistencia en cultivos como alfalfa, tomate tradicional y tomate silvestre.

Tomamos esas plantas para cubrir el espectro de las angioespermas, es decir, aquellas plantas terrestres que desarrollan flores, para tener muestras de qué ocurre a una que es tolerante de las inundaciones como el arroz hasta una más adaptada a condiciones de sequía como el tomate silvestre “, indicó Mauricio Reynoso, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) de la Secretaría de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva Argentina .

Gracias a la financiación del Programa de Investigación del Genoma de Plantas de la Fundación Nacional para la Ciencia de Estados Unidos, la investigación descubrió que es el trabajo de las células en las puntas de las raíces de las plantas de arroz donde sucede el proceso que le permite vivir, incluso inundada.

Una vez localizados los genes que se involucran en la adaptación, se hallaron 68 familias de genes allegados a este proceso en otras plantas, incluso tras separarse en la cadena evolutiva desde hace más de 180 millones de años.

Tan sólo en el tercer trimestre de 2019, sucedieron varias tormentas tropicales que dejaron perdidas por los sitios donde pasaron. Los fuertes vientos provocados por “Lorena” llevaron a la perdida de cientos de hectáreas de plátano, papaya y mango en Colima en septiembre de 2019.

En España el fenómeno de la depresión aislada en niveles altos (DANA), también conocido como “gota fría” trajeron perdidas millonarias. En Valencia, los agricultores perdieron alrededor de 100 millones de euros en 4,000 hectáreas de viñedos y 200 hectáreas de cítricos se ahogaron. Para Alicante, se perdieron papa, zanahoria, batata, brócoli y coliflor en 150,000 hectáreas, lo que provocó 92 millones de euros en perdidas.

Por supuesto, muchas de las perdidas por inundaciones no pueden prevenirse mediante el reciente estudio publicado por la revista Science, ya que sólo algunas plantas tienen los genes necesarios para sobrevivir en esas condiciones y aún así, plantas como la del tomate silvestre no resistieron las pruebas.

FUENTE

Deja un comentario