Cultivos de tomate, en tiempo real con la tecnología

Los agricultures de Los Santos podrán hacer más eficiente su producción con una estación para medir la variación climática

Lo anterior debido a la iniciativa de solución tecnológica y sostenible ‘Smart agro’, que beneficiará alrededor de 15 familias agricultoras del municipio, con el fin de optimizar sus recursos hídricos, fertilización y pesticidas.

El aplicativo, que ejecutó Teléfonica Movistar Colombia y la Alcaldía de Bucaramanga desde su oficina TIC, medirá las variables de temperatura, humedad, velocidad de viento y cantidad de lluvia, entre otras acciones y se podrá monitorear en tiempo real los cultivos, y así economizar el uso del agua e insumos agrícolas.

Por ‘Smart agro’, los agricultores contarán con una estación metereológica y una sonda de humedad, conectado a través de un plan de datos, que les brindará de forma oportuna información sobre riegos, protección, adecuación de tierras y optimización de la siembra.

El plan piloto

El piloto fue instalado en la finca Los Arrayanes, que cuenta con nueve hectáreas de tómate.

Según explicó Rigoberto Abello, asesor de Asuntos Rurales de la Alcaldía de Bucaramanga, este cultivo es normalmente es afectado por los factores climáticos, especialmente por la escasez de agua.

“La estación trae un pluviómetro que recoge la cantidad de lluvia, también mide la velocidad del viento para saber cuánto suda el cultivo, lo cual podrá servir para identificar cuanta agua necesita diariamente el cultivo. Esto mejora los sistemas de riego, que son el 70% del éxito de una siembra”, agregó el experto.

¿Cómo funciona el equipo?

Desde cualquier celular o tableta, los agricultores pueden ingresar a la plataforma que conecta a los sensores y les indicará las condiciones meteorológicas en tiempo real, explicó el Ingeniero José Araque. Adicionalmente, tienen el acompañamiento semanal de un ingeniero agrónomo que les explicará a detalle algunos factores técnicos”,

Para Robinson Aguilar Oviedo, la instalación de la estación en su finca, significa poder hacer una medición exacta de los recursos que requieren los cultivos, además de prevenir daños severos de pesticidas, gracias a las alertas tempranas que emite el aparato sobre posibles plagas.

El agricultor contó que antes trabajaban a ciegas, con el riego a gote. “Ahora con este aparato podremos hacer rendimiento del agua, dependiendo de la cantidad que marque. También sabremos que dosis de pesticida aplicar para no dañar todo el corte del cultivo. La plaga ‘caracha’ ataca muy frecuente la planta de tomate y es muy difícil de controlar porque es invasiva”, dijo.

FUENTE

Deja un comentario