¿Cuáles son los desafíos de los viveros los próximos años?

Jorge Valenzuela, ex presidente de la Asociación Gremial de Viveros; Gonzalo Ceardi, Fundador Sociedad Agrícola Vivero Cristóbal junto a Victoria Salas, miembro del soporte técnico de las Asesorías de Agrpreyes y Andrés Reyes, Asesor técnico y dueño del vivero Agroreyes analizan la industria de viveros nacionales.

¿QUÉ DESAFÍOS VES EN EL SECTOR VIVERISTA A FUTURO?

Jorge Valenzuela: Entre los desafíos del sector se encuentra el hecho de continuar abriendo nuevos mercados y convertir al país en una plataforma viverística para el mundo. Por su parte, el cambio climático plantea un importante desafío en cuanto a materiales mejor adaptados a las diferentes condiciones limitantes para su cultivo, tales como sequías, heladas, lluvias fuera de temporada, granizo y olas de calor. También está el desafío de contar con genética, tanto de variedades como de patrones, mejor adaptados a nuevas condiciones edafoclimáticas, por la irrupción de la fruticultura en nuevas zonas de cultivo, así como también que sean aptas para altas densidades y la mecanización, en vista del cada vez más alto costo y escasez de la mano de obra.

-Gonzalo Ceardi: Uno de los principales desafíos pasa porque alguna institución supervise la producción de plantas, para evitar la venta de plantas demasiado chicas y/o enfermas por phytophthora o Agalla de la Corona. La única supervisión actual la realiza el SAG y solo respecto a la presencia de nemátodos, un problema fitosanitario de importancia menor respecto de phytophthora. Otro aspecto pasa por producir solo plantas de una temporada y no de dos o tres temporadas. Los viveristas deberían adoptar lo antes posible la microinjertación para producir plantas en menor tiempo y a un costo y precio menor. Esto es especialmente válido en nogal y pistacho.

¿QUÉ ESPECIES DE FRUTALES DEBIERAN SER LAS MÁS VENDIDAS EN 2030?

-Jorge Valenzuela: Sin duda en esta lista incluiría las plantas de frutilla, que representan consistentemente los últimos años cerca del 70% dentro de la venta total de plantas frutales en el país, según datos del Anuario Viveros. Creo también que las especies que debieran liderar las ventas al 2030 serán las más aptas para la mecanización, como los frutos secos, entre los que destacan avellanos, nueces, almendros y pistachos. También los berries debieran tomar un rol más protagónico por la creciente tendencia mundial de consumo de productos más saludables. En tanto, dado el tamaño de sus industrias, las ventas de vides y cerezos también debieran seguir siendo importantes.

-Victoria Salas: En términos de frutos secos, creemos que el nogal y el avellano se mantendrán en los próximos diez años como los más plantados en Chile; mientras que en la fruta fresca el cerezo juega un papel importante en las exportaciones que a mi parecer se mantendrá en los próximos años en la zona centro y centro sur.

¿QUÉ PROYECCIONES HAY EN CUANTO A LA VENTA DE PLANTINES DE HORTALIZAS?

viveros 2-Jorge Valenzuela: Según las estadísticas que manejamos como gremio a través del Anuario Viveros, el año pasado en Chile se ven- dieron más de 1.000 millones de plantines de hortalizas, donde alrededor del 50% corresponden a tomate para industria y consumo fresco. En los próximos años la tendencia en todas las especies es al alza, incorporándose nuevas y mejores variedades, con mejor postcosecha, mejor color, en definitiva, incorporando nueva genética al alto consumo de hortalizas y sus derivados. Se vienen también cada vez con más fuerza el uso de portainjertos para plantines de tomate y sandía, mejorando así la adaptación a condiciones limitantes de suelo y plagas.

¿AL 2030 CÓMO DEBERÍAN SER LOS PROCESOS PARA INGRESAR NUEVO MATERIAL GENÉTICO?

-Jorge Valenzuela: Para 2030 los procesos debieran ser más ágiles y eficientes, ya que está claro que la necesidad e interés de ingresar nuevos materiales al país es cada vez mayor. Según esto, la AGV ha estado trabajando desde hace ya algunos años con el SAG para agilizar el ingreso de nueva genética a través del reconocimiento oficial de centros internacionales de excelencia en producción de genética con el fin de ingresar estos materiales prácticamente sin cuarentenas, minimizando el riesgo de orígenes menos conocidos.

-Gonzalo Ceardi: Debería estandarizarse, actualizarse y modernizarse, con los resguardos necesarios. Como ejemplo, podemos mencionar el sistema usado por el SAG, con el vivero Micro Paradox, de California; esto es, sin cuarentena en destino, ya que para el 2030, la totalidad de las plantas serán clonales multiplicadas in vitro.

-Andrés Reyes: Creemos que los procesos que tenemos hoy en día son bastante rigurosos y gracias a esto hemos podido mantener nuestro patrimonio fitosanitario. El SAG ha hecho una gran labor de controlar las importaciones y se debería mantener a lo largo de los años para evitar el ingreso de patógenos que no se encuentran presentes en nuestro país. Como ejemplo, podemos mencionar un hongo que ataca al avellano europeo, que en la década de los ‘80 casi destruyó las plantaciones de avellano europeo en Oregon, EE.UU. Sin embargo, las restricciones de importación de material leñoso (donde se hospeda el hongo) han sido tan fuertes para este país, que la única forma de ingre- so de esta especie a Chile es a través de cultivo in vitro, descartando así la posibilidad de ingresar plagas o enfermedades tan invasivas a nuestro país.

FUENTE

Deja un comentario