¿Conoces los diferentes tipos de agricultura?

La agricultura lleva desde los tiempos más antiguos entre nosotros. El fenómeno de la modernización, especialmente para la gente de ciudad, ha terminado por hacer que muchos desconozcan gran número de cosas sobre ella. Vamos a conocer los diferentes tipos de agricultura existentes, lo que da una idea más global de la utilidad que tiene para el ser humano.
Las clases de agricultura es posible dividirlas en base a diferentes criterios de clasificación:

Según su dependencia del agua

• De secano: esta agricultura se produce sin la ayuda del agua por el mismo agricultor. Se nutre del suelo de la lluvia o las aguas subterráneas.
• De regadío: en este caso el agricultor es el que realiza el aporte de agua, suministrando  cauces superficiales naturales o de origen artificial, así como de la extracción de aguas subterráneas de los pozos existentes.

Según la magnitud de la producción y la relación con el mercado

Agricultura de subsistencia: aquí se produce la cantidad mínima de comida que es necesaria cara a cubrir las necesidades, tanto del agricultor como de la familia, por lo que no quedan prácticamente excedentes para comercializar con ellos. El nivel en lo técnico es de lo más primitivo por lo general.
Agricultura industrial: producción en grandes cantidades, donde se usan costosos medios de producción, obteniendo excedentes y vendiéndolos. Es típico de los países industrializados, así como de los países que estén en vías de desarrollo o del sector internacionalizado de los países más pobres. Su nivel técnico es tecnológico. Podemos llamarla como agricultura de mercado.

Según se quiera sacar el máximo rendimiento o la mínima utilización de otros medios de producción, lo que determinará una mayor o menor huella ecológica

Agricultura intensiva: en ella se busca una gran producción en poco espacio. Todo ello lleva un desgaste mayor del terreno. Es la que utilizan los países más industrializados.
Agricultura extensiva: necesita una superficie mayor, provocando menor presión sobre el lugar y sus relaciones ecológicas, pese a que los beneficios comerciales acostumbran a ser menores.

Según el método y objetivos

Agricultura tradicional: lo que hace es usar los sistemas que son típicos en el lugar, en unos periodos más o menos prolongados.
Agricultura industrial: se basa en los sistemas de carácter intensivo, estando enfocada en la producción de gran cantidad de alimentos en menos tiempo y espacio, pero contando con un desgaste ecológico mayor. Todo ello está destinado a mover una serie de grandes beneficios en lo comercial.
Agricultura ecológica, biológica u orgánica: consiste en crear diferentes sistemas de producción que respeten las características ecológicas de los lugares y geobiológicas de los suelos. Para ello se tienen que respetar las estaciones y distribuciones naturales de las especies vegetales, lo que fomenta un suelo más fértil.
Agricultura natural: sen ella se recogen los productos sin que haya habido intervención humana de por medio y son consumidos.

FUENTE

Deja un comentario