Cómo seleccionar un híbrido de maíz

¿Qué es un híbrido de maíz?

Un híbrido de maíz es resultado de la mejora genética de la especie mediante la cruza de dos líneas con características deseables. Algunas características que se buscan con esta técnica son: mejoras en el rendimiento y en la composición del grano, tolerancias a plagas y enfermedades, adaptación a situaciones de estrés abiótico, resistencia al acame y precocidad, entre otras.

En este sentido, una de las preguntas más comunes que se hacen los productores de maíz es: ¿Qué híbrido voy a comprar? Pues lo primero que debemos saber es que ¡los híbridos perfectos no existen!; por esta razón es que el mercado de semillas tiene gran diversidad y oferta varietal. Tan sólo en México existen al menos 67 empresas semilleras y más de 380 híbridos de maíz. Frente a esta oferta el productor deberá hacer una correcta elección del híbrido a sembrar.

¿Cómo elegir un híbrido sabiamente?

La decisión más importante en el ciclo del maíz es la selección del híbrido, por eso es importante considerar las siguientes recomendaciones:
1. Buscar información sobre las empresas semilleras. Actualmente más del 75 % del mercado mundial semillero de maíz lo dominan cinco compañías transnacionales; sin embargo, existen numerosas empresas semilleras regionales y locales. Lo anterior demanda de los productores el investigar y conocer a las empresas. La información se puede obtener de folletos, revistas, periódicos, internet o cualquier otro medio informativo.
2. Asistir a pláticas de promoción de distribuidores de semillas y eventos de campos de empresas semilleras. La oferta del mercado de semillas de maíz es tan grande que se pueden encontrar híbridos con diferentes características y respuestas a la región que se pretende sembrar. Además, constantemente están saliendo al mercado híbridos con nuevas características. Por lo tanto, es importante acudir a estos eventos para conocer: potencial del híbrido, adaptabilidad, susceptibilidad a plagas y enfermedades, resistencia al acame, costos, etc.
3. Escuchar testimonios. Una parte fundamental para la selección del híbrido es buscar y conocer los testimonios de amigos, vecinos, técnicos u otros productores sobre los rendimientos y comportamientos obtenidos con el híbrido en la región.
4. Revisar los datos comparativos de rendimientos. Estos datos comparativos entre híbridos se pueden obtener de reportes de dependencias gubernamentales, instituciones de investigación, universidades, asociaciones de productores, evaluaciones de empresas semilleras, etc.

Pero… ¿Qué debemos considerar al revisar información de tablas comparativas entre híbridos?

Ajuste de humedad en los rendimientos. Es fundamental considerar que los rendimientos de todos los híbridos evaluados estén ajustados al 14 % de humedad, o al menos las tablas deben indicar el porcentaje de humedad a la cosecha, ya que este parámetro influye en el peso del grano.

La superficie cosechada para reportar el rendimiento. Siempre se debe tomar en cuenta la superficie que fue cosechada para reportar el rendimiento, ya que entre mayor sea la superficie cosechada, mayor la posibilidad de igualar los resultados comercialmente.

El número de años o ciclos agrícolas evaluados. Un híbrido que ha sido evaluado varios años tiene mayor confiabilidad, siendo importante considerar el número de años o ciclos agrícolas evaluados y reportados sobre el rendimiento del híbrido.

Número de localidades evaluadas. La respuesta del híbrido está fuertemente influenciada por el manejo del productor, clima, incidencia de plagas y enfermedades principalmente. En este sentido, un gran número de localidades evaluadas tiene menor sesgo y permite conocer la adaptabilidad del híbrido a diferentes condiciones.

Costos de producción relacionados con el rendimiento. Los altos rendimientos reportados en las tablas comparativas muchas veces involucraron una alta inversión. Al replicarlo a escala comercial los costos de producción pueden resultar altos y el retorno de la inversión bajo.

Aspectos a tomar en cuenta para la selección del híbrido de maíz
Nunca sembrar toda nuestra superficie de siembra con un solo híbrido. El productor debe probar de manera paulatina un nuevo híbrido, para lo cual se recomienda que siembre una o dos hectáreas, ya que existen variables en el manejo del cultivo y el clima; entre otras, que pueden influir fuertemente en el rendimiento.
Eliminar híbridos con debilidades a las que se enfrenten en su operación.
Elegir híbridos requiere de mucho trabajo de campo, seguimiento, sondeo e investigación.
Buscar híbridos que mantengan su nivel de rendimiento a través de diversas condiciones; especialmente de medioambiente y enfermedades, es decir, híbridos con altos rendimientos y baja interacción con el ambiente.

¿Qué NO debemos hacer?
Nunca deberemos elegir un híbrido…
Sólo porque es el nuevo híbrido,
Sólo porque fue el que más rindió en mi región,
Sólo porque es el más publicitado,
Sólo porque sea el que la empresa semillera venda más,
Sólo porque sea “diferente” o muy atractivo a la vista.

Fuentes Consultadas:
Aguilar, R.C. 2016. Selección y Manejo de Híbridos para Forraje. Curso Maíz de Alto Rendimiento. Intagri. México.
Castañeda, Z.Y.; González, M.A.; Chauvet, S.M.; Ávila, C.J.F. 2014. Industria Semillera del Maíz en Jalisco, Actores Sociales en Conflicto. Sociológica, 29(83): 241 – 278.
Delgado, R.J. 2016. La Siembra. Curso sobre Fisiología y Fenología del Maíz. Intagri. México.
MacRobert, J.F.; Setimela, P.; Gethi, J.; Worku, R.M. 2015. Manual de Producción de Semilla de Maíz Híbrido. Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo. México. 36 p.
Márquez, S.F. 2009. De las Variedades Criollas de Maíz a los Híbridos Transgénicos. II: La Hibridación. Agricultura, Sociedad y Desarrollo, 6(2): 161- 176.

FUENTE

Comentario

  1. Pingback: Cómo seleccionar un híbrido de maíz

Deja un comentario