Cómo plantar un almendro

Características del almendro

El almendro es un árbol que podría tener su origen en la zona mediterránea oriental y gusta de climas en los que haya veranos secos e inviernos frescos, así dará más y mejores frutos. Puede alcanzar una altura superior a los 6 metros y tiene flres rosadas que se producen en racimos con 5-6 ramas afiladas cuando llega el final del invierno o el comienzo de la primavera.

Pasos para plantar un almendro

  1. Ubicación: antes de plantar un almendro debes tener clara su ubicación, que debe ser un lugar soleado en el que no haya muchas heladas en invierno. Durante su etapa joven es muy sensibles a las temperaturas muy bajas, por lo que hay que evitar esas zonas.
  2. Hoyo: la apertura del hoyo se puede realizar a mano o a máquina, pero en cualquier caso debes tener en cuenta que las raíces deben estar completamente tapadas. Nunca entierres el punto de inserción con el injerto ya que entonces podría empezar a brotar por la zona injertada.
  3. Riego: cuando ya has introducido las raíces en el hoyo y las has cubierto de tierra, ya puedes darle el primer riego. Esto ayudará a evitar que se formen bolsas de aire que puedan estropear la plantación. Durante los primeros meses debes procurar que las raíces estén siempre húmedas, pero no encharcadas, es preferible que se sequen un poco antes del próximo riego a que te excedas.
  4. Poda: un cuidado muy importante después de plantar un almendro es la poda, que suele hacerse en invierno y antes de la floración para dejar sitio a las nuevas flores y frutos. Ten en cuenta que si podas demasiados ramos podrías quedarte sin producción para la siguiente temporada. Poda en forma de jarrón en 3-4 brazos principales, utilizando unas tijeras de pico de loro que estén bien afiladas. Si hay heridas que cerrar utiliza mastik ya que así evitarás el ataque de hongos e insectos en heridas abiertas.
  5. Abono: por suerte es un árbol que no tiene muchas exigencias en este sentido, pero el que necesita debe ser específico y por fases. En la fase de crecimiento vegetativo debes aportarle más nitrógeno que potasio y fósforo. En la fase de floración y cuajado debe haber más fósforo y potasio que nitrógeno, mientras que durante la fase de maduración del fruto el potasio debe estar muy presente ya que va a hacer que las almendras sean mejores y con más peso.
  6. Cosecha: podrás cosechar almendras entre los meses de julio a octubre, aunque la fecha puede variar en función de la zona en la que vivas. Cuando el fruto madura, el recubrimiento exterior se abre y la almendra se caerá.

FUENTE

Comentario

  1. Fantástico post, lo vi y mis dudas se solventaron.

Deja un comentario