Cómo evitar el desarrollo de nemátodos en las raíces de los cultivos

Cuando cosechamos apios, betarragas, coles, acelgas, etc. en ocasiones podemos observar la presencia de nódulos o engrosamientos de secciones de raíces que tienen la apariencia de cuentas de collares; este daño es producido por nematodos y aunque muchas veces pasan desapercibidos, porque no ocasionan la muerte del cultivo, van a afectar su rendimiento.

Los nematodos, o también llamadas larvas del suelo, son gusanos muy pequeños de cuerpo cilíndrico y no segmentado que viven en grandes cantidades dentro del suelo y en el agua. Todos los nematodos se originan de huevos y pasan por una serie de estadios larvales (por lo general cuatro) antes de llegar a la etapa adulta.
Los nematodos parásitos de las plantas se alimentan de los jugos vitales de las plantas durante todo su periodo larval, a través de un pico muy fino o estilete con el cual penetra dentro de los tejidos y absorbe su alimento, lo que ocasiona el debilitamiento de las plantas; en algunos casos los nematodos penetran dentro las raíces y forman los llamados nódulos o engrosamientos de las raíces; este daño no permite la adecuada absorción de los nutrientes afectando también su traslocación hacia las hojas, flores, frutos, etc.
Nódulos de nemátodos a lo largo de las raíces
Los nemátodos al alimentarse de la planta disminuyen su desarrollo y crecimiento provocando lesiones, pudrición, deformación, agallas y nódulos en las raíces. Los cultivos atacados se ven disparejos (tamaño pequeño, coloración amarillenta de hojas y poca producción  o menor rendimiento en comparación con cultivos sanos).
FORMAS DE MANEJO
Los nematodos se encuentran presentes en casi todos los suelos y es muy fácil su diseminación, por lo que hay que tener en cuenta las siguientes formas de manejo para poder reducir su ataque:
  • Aplicar compost fresco durante la preparación del suelo y mezclar uniformemente; esto se realiza para que las elevadas temperaturas que se originan de la descomposición eliminen los huevos y larvas, además también se está incorporando al suelo a los enemigos naturales de éstos como los hongos por ejemplo.
  • Evitar el traslado de tierra de un lugar a otro pues también se estaría trasladando nematodos; esto se presenta cuando por ejemplo se compra tierra de chacra para los jardines o macetas. Se recomienda que antes de aportar la tierra nueva debe ser secada al sol por algunos días para eliminar huevos y larvas por desecación.
  • Evitar el riego con agua proveniente de lugares estancados como lagos, reservorios, etc. pues en estos medios se favorece su desarrollo.
  • Evitar la siembra o trasplante de plantas provenientes de suelos infestados de nematodos, como por ejemplo patatas, ajos, etc.
  • Rotación de cultivos, es decir evitar volver a repetir los mismos cultivos pues se incrementa la población de nematodos, sobre todo si se repiten cultivos sensibles como ajíes, tomate, papa, apio, betarraga, etc.
  • En la rotación de cultivos resulta muy positivo el uso de abonos verdes (siembra de alguna leguminosa y su picado e incorporación antes de la floración de la misma) además de incrementar la fertilidad natural del suelo.

FUENTE

Comentario

  1. Miguel Ángel Cifuentes S

    Gracias por la excelente información que publican, saludos

Deja un comentario