Cómo es el modelo de negocios vitivinícola con el que celebridades buscan ganar millones

Cómo es el modelo de negocios vitivinícola con el que celebridades buscan ganar millones

El enólogo superestrella Jean Philippe Moulin desarrolló cavas de prestigio para marcas como Barons de Rothschild y Ruinart de LVMH pero siempre soñó con crear una línea de champaña con su propio nombre.

El año pasado Naked Wines, con sede en el Reino Unido, lo hizo posible, proporcionando 500.000 euros (unos US$ 500 mil) de financiación anticipada a través de sus 250.000 clientes inversores amantes del vino, que fueron capaces de comprar cuatro champañas de Moulin con un descuento, según informa Bloomberg Markets.

Cuando el sudafricano Rowan Gormley fundó el minorista en línea Naked Wines a finales de 2008, no existía la financiación colectiva para vino. Sin embargo, la estructura de la compañía basada en la recompensa ha tenido tanto éxito que en 2012 se había ampliado a Australia y EE.UU. “En 2015”, asegura Gormley, “Naked planea invertir 70 millones de libras (más de US$ 100 millones) en 145 viticultores en 13 países”.

Cómo es el modelo de negocio

Los inversores de Naked Wines, llamados “ángeles”, se comprometen a una cuota mensual de 20 libras (US$ 40) contra futuras compras de vino ofrecido a precios más bajos. La reserva de dinero se canaliza a enólogos talentosos como Moulin que necesitan capital para poner en marcha su propia marca o expandirse.

La mayor parte de las más de 600 ofertas de Naked Wines son exclusivas para los “ángeles”. El Reino Unido tiene la selección más amplia; hasta el momento, las elecciones en los EE.UU. y Australia se limitan principalmente a los vinos elaborados en esos países.

En los tres lugares hay listas de espera para convertirse en un inversor. Como beneficio adicional, los ángeles pueden conversar con los enólogos y publicar sus propios comentarios para que todos los vean.

“Recientemente, el gasto medio por botella ha subido”, dice Gormley. “Tenemos entusiastas del vino más aventureros que pagarán por mayor calidad”. Eso se traduce a más viticultores de marca, como Moulin y otro firmante reciente, el neozelandés Rod Easthope, ex enólogo de Craggy Range, que hace un gran sauvignon blanc.

Celebridades incursionan en el negocio

Pero Naked es sólo un modelo. En el último año, incluso bodegas grandes y bien establecidas han recurrido a las plataformas de financiación colectiva de capital para obtener dinero en efectivo para renovación y otros proyectos, ganando terreno en los medios sociales durante el proceso.

En septiembre, la mayor zona de vinos de Inglaterra, Chapel Down, recaudó casi 4 millones de libras (US$ 6 millones) para adquirir más viñedos y construir una bodega a través del sitio web Seedrs.

Domaine Chanzy, productor de Borgoña, siguió la misma ruta para conseguir más de 1 millón de libras.

Y la ex estrella del baloncesto Yao Ming recurrió a Crowdfunder para ofrecer a los fans acciones en su Yao Family Wines con sede en el Valle de Napa por US$ 5.000 en adelante. Aquellos que invierten más -él busca US$ 3 millones en total- tendrán derecho a beneficios tales como una cena de enólogos VIP y una invitación a la inauguración de la sala de degustación de la bodega en Shanghai.

FUENTE: emol.com

Deja un comentario