Como cultivar rúcula

Como cultivar rúcula

La rúcula, Eruca vesicaria cavanilles, es una verdura de hoja verde originaria de Asia y de la zona mediterránea (donde además de cultivarse crece de forma espontánea). También se la conoce con otros nombres como rocket, argula o eruca. Es un tipo de cultivo muy indicado tanto para los huertos urbanos (en macetas y mesas de cultivo) como para cultivar en el campo. Si buscas una planta fácil de cultivar: a plantar rúcula, es rústica, crece rápido y aguanta bastante bien.

huerto urbano 3 c

Esta verdura de hoja verde se puede usar en muchas recetas de cocina y además posee propiedades nutricionales muy interesantes, como por ejemplo su efecto protector del hígado, su acción depurativa, su poder para prevenir o mejorar la anemia, para prevenir el estreñimiento, etc. (lee más sobre los beneficios de la rúcula)

La rúcula es una planta anual que pertenece a la familia de las crucíferas. Es una hortaliza de ciclo corto, por lo que puedes realizar siembras escalonadas para ir teniendo cosechas de rúcula sucesivas durante el año.

Consejos de cultivo para la rúcula

Mejor momento para su cultivo: suele estar entre los meses de marzo a octubre

Siembra: prepara semilleros o bien siembra directamente en su lugar definitivo de cultivo dejando una separación para cada planta de unos 30 cm2. Las semillas necesitarán unas temperaturas de entre 21 y 25 ºC y se deben sembrar a una profundidad no superior a 2 cm. En el caso de los semilleros, cuando las plántulas alcancen una altura de 10 cm ya las puedes trasplantar a su sitio definitivo.

Asociación: la rúcula se puede asociar con otros cultivos como tomates, pimientos y berenjenas. Evita asociarla con otras hortalizas de la familia de las crucíferas.

Suelos: se desarrolla bien en suelos calcáreos, que estén ligeramente sueltos y que tengan buen drenaje para evitar la asfixia radicular en caso de exceso de agua. Aunque no es muy exigente en cuanto a sustratos muy ricos en materia orgánica, es cierto que crece mejor en suelos ricos que en los pobres. No necesita recipientes o macetas con mucha profundidad.

Clima: la rúcula es una planta que prefiere los climas cálidos con temperaturas entre los 15 y 25 ºC, aunque esta planta también es capaz de soportar temperaturas de – 0 ºC, eso sí, la planta no crecerá igual de bien. Por eso se puede cultivar durante todo el año, aunque durante la primavera y el verano crece mejor porque el frío retrasa su crecimiento.

Luz: es una planta que necesita estar expuesta a la luz del sol, pero sin excesos porque podría producir que las hojas de rúcula sean demasiado amargas.

Riego: la rúcula necesita riegos regulares, frecuentes pero sin excesos, lo suficiente como para mantener la tierra con una humedad constante.

Plagas y enfermedades: esta planta puede sufrir el ataque de hongos como la roya y el oídio, pero además también puede verse atacada por el pulgón y las orugas (mira remedios ecológicos para plagas y enfermedades)

Cosecha: a las 5 semanas ya se pueden empezar a cosechar las hojas más exteriores de la rúcula. Haz un corte a ras de suelo de las hojas que quieras tomar. Cuando más jóvenes sean las hojas menos amargor tienen mientras que si las dejas mucho tiempo se espigará y dará flores en racimos, que por cierto también se pueden comer. De las flores podrás extraer la semillas para seguir sembrando rúcula.

FUENTE: ecoagricultor.com

Deja un comentario