¿Cómo Almería ha ayudado al mundo?

¿Cómo Almería ha ayudado al mundo?

En uno de los peores momentos por los que ha atravesado el mundo, el peor para la gran mayoría de nuestra generación, en el que la pandemia ha puesto contra las cuerdas a millones de ciudadanos, Almería ha dado un paso al frente desde el primer momento para dejar claro que, ocurra lo que ocurra, la agricultura almeriense seguirá al servicio del mundo.

Se trata de una cuestión de confianza, la que el agro almeriense se ha labrado durante décadas y que ahora es una realidad en toda Europa y en prácticamente cualquier rincón del planeta, porque los productos que salen de los campos de esta provincia son, para cada uno de sus clientes y consumidores, una apuesta segura por la salud y la seguridad alimentaria.

Agricultura contra la pandemia

También en tiempos de coronavirus, en tiempos de una crisis sanitaria como la actual que ha permitido poner en valor, más aún, que la calidad del campo almeriense se traduce en verduras y hortalizas que son respetuosas con el medioambiente y que se mantiene cien por cien libres de cualquier pandemia, ya que las medidas sanitarias, de higiene y de seguridad no son una realidad reciente en los invernaderos y empresas hortofrutículas de la provincia, sino una constante desde hace décadas.

Y es que, en la actualidad hay dos conceptos que cobran cada vez más importancia para el futuro de la producción, la comercialización, la distribución y el consumo de frutas y hortalizas; se trata de la salud y la sostenibilidad, objetivos que se convierten en irrenunciables.

El mejor producto

En este sentido, la provincia de Almería parte con ventaja respecto a sus competidores internacionales en esa carrera por asegurar a sus consumidores y clientes en todo momento el mejor producto y de mayor calidad y seguridad, porque ha sido capaz de anticiparse y construir un modelo que no sólo aporta garantías individuales a los consumidores, sino que además se ha convertido en uno de los más eficientes del planeta en el uso de recursos esenciales como suelo, agua, energía o producción biológica.

FUENTE

Deja un comentario