Comen la primera ensalada con lechuga cultivada en el espacio

Comen la primera ensalada con lechuga cultivada en el espacio

Así ha ocurrido en la Estación Espacial Internacional (EEI), donde los astronautas Scott Kelly, Kjell Lindgren y Kimiya Yui, allí destinados, han probado el lunes día 10 de agosto la primera lechuga cultivada por ellos mismos en el espacio, aderezada con un poco de aceite de oliva y vinagre, aunque los astronautas limpiaron cuidadosamente las hojas con toallitas desinfectantes antes de consumirlas. De cada hoja comían solamente la mitad, y el resto lo introdujeron en bolsas para congelarlas en la estación, hasta que puedan enviarse a la Tierra para análisis científicos.

Ya se ha podido consumir la primera ensalada de lechuga… ¡cultivada en el espacio!, según ha informado la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, (National Aeronautics and Space Administration, NASA).

Así ha ocurrido en la Estación Espacial Internacional (EEI), donde los astronautas Scott Kelly, Kjell Lindgren y Kimiya Yui, allí destinados, han probado el lunes día 10 de agosto la primera lechuga cultivada por ellos mismos en el espacio, aderezada con un poco de aceite de oliva y vinagre, aunque los astronautas limpiaron cuidadosamente las hojas con toallitas desinfectantes antes de consumirlas. De cada hoja comían solamente la mitad, y el resto lo introdujeron en bolsas para congelarlas en la estación, hasta que puedan enviarse a la Tierra para análisis científicos.

¡Está buena!, exclamaron con sorpresa tras probarlas. Y es que la luz morada del invernadero en el que ha crecido esta hortaliza no le daba precisamente un aspecto apetitoso.

La lechuga, de una variedad llamada Outredgeous, ha sido cultivada en la cámara Veggie (Vegetable Production System) con la que la NASA experimenta desde mayo de 2014, cuando Steve Swanson la instaló en la estación orbital.

EXPERIMENTO PARA COMER ENSALADA FRESCA EN LA ESTACIÓN ESPACIAL INTERNACIONAL

Los científicos de la NASA han descrito este acontecimiento como un paso más en la preparación de las expediciones al planeta Marte. La principal ventaja será psicológica. Cultivar, recoger y consumir algunos vegetales contribuirá a que sus comidas sean menos aburridas y más parecidas a las de la Tierra.

El acontecimiento fue emitido por la televisión de la NASA, que cortó su cobertura de una caminata espacial rusa para transmitir la histórica degustación.

Si los exploradores espaciales pueden cultivar su propia comida mientras están lejos de la Tierra, tendrán más posibilidades de sobrevivir a los rigores de la exploración espacial profunda, que duraría meses o incluso años, han indicado fuentes de la NASA.

El “invernadero Veggie” está diseñado para que las hortalizas crezcan en un entorno de gravedad cero y tiene capacidad para cultivar hasta seis lechugas o plantas de tamaño similar. El objetivo es que los astronautas puedan disponer de distintos tipos de vegetales durante las misiones espaciales de larga duración.

También tomates

El científico de la NASA en el Centro Espacial Kennedy de Florida, Ray Wheeler, ha indicado que el cultivo en el espacio de productos frescos como tomates, arándanos y lechuga morada, son un buen aporte de antioxidantes para los componentes de las misiones espaciales.

“Tener comida fresca como ésta disponible en el espacio, podría tener un impacto positivo en el humor de la gente y también podría brindar algo de protección contra la radiación en el espacio”, indicó el representante de la NASA.

EXPERIMENTO PARA COMER ENSALADA FRESCA EN LA ESTACIÓN ESPACIAL INTERNACIONAL

La lechuga morada se cultivó en una caja especial para cultivo denominada Veg-01, y llegó al espacio a bordo de la nave de carga SpaceX Dragon.

La germinación de las semillas la activó el astronauta estadounidense Scott Kelly el 8 de julio, con un periodo de cultivo de 33 días hasta llegar a su consumo, según ha indicado la NASA.

Previamente ya se había realizado un cultivo de prueba el pasado año, que fue remitida a la tierra sin llegar a consumirla, para realizar las pruebas de seguridad.

La NASA ha explicado que la inversión en el sector espacial tiene aplicaciones en la Tierra. Por ejemplo, la tecnología desarrollada para invernaderos como Veggie se utiliza para fabricar dispositivos domésticos que purifican el aire o para desarrollar sistemas que permiten ahorrar agua a los agricultores.

FUENTE: hortoinfo.es

Deja un comentario