Científicos han logrado cultivar cebollas durante el invierno en túneles bajos

Científicos han logrado cultivar cebollas durante el invierno en túneles bajos

En respuesta a la alta demanda de productos durante todo el año, investigadores de la Universidad de New Hampshire informan que han logrado cultivar exitosamente cebollas plantadas en otoño para ser cosechadas en primavera con la ayuda de baratos túneles bajos.

La nueva investigación, que fue financiada por la Estación Experimental Agraria NH (NHAES, por sus siglas en inglés) y por Northeast SARE (Educación e Investigación en Agricultura Sostenible), puede proporcionar oportunidades comerciales adicionales a productores en climas fríos que han estado tratando de suplir la demanda de producto fresco y local durante todo el año.

La investigadora de NHAES, Becky Sideman, profesora de horticultura sostenible en UNH, y sus colegas en conjunto con la Universidad de Massachusetts-Armherst, la Extensión de la Universidad de Massachusetts, y la Extensión cooperativa de la UNH, presentan los hallazgos de su investigación en la edición de Diciembre de 2014 de HortiTechnology, en un artículo titulado “Producción de Cebolla en Invierno en New Hampshire con Protección de Túneles Bajos”.

Sideman y sus colegas evaluaron la supervivencia, bulbificación y brotes florales de varios cultivares de cebollas plantadas en otoño en dos sitios de New Hampshire a lo largo de dos temporadas. agriculturers.com. Las plantas fueron plantadas en Agosto y Septiembre, y trasplantadas en Septiembre y Octubre en lechos elevados cubiertos con mulch plástico negro. Se instalaron túneles bajos sobre las plantas a fines del otoño. Las cebollas se cosecharon desde mediados de Abril hasta principios de Junio del 2012 y desde fines de Mayo a principios de Julio del 2013.

Los investigadores encontraron que todos los cultivares de cebolla mostraron altos porcentajes de supervivencia, entre 65 a 100%. El cultivar, la fecha de plantado y la interacción entre los dos, tienen un efecto significativo en el porcentaje de brotado y diámetro de bulbo en la cosecha. En general, aquellas cebollas plantadas más tardíamente exhibieron menores porcentajes de brotes y bulbos ligeramente más pequeños.

También concluyeron que la selección del cultivar juega un rol crítico en los sistemas de producción invernales de cebolla en climas fríos. Todas las plantas que sobrevivieron el invierno y no brotaron, produjeron un bulbo comerciable. 85 a un 100% de las variedades de Bridger, T420, Top-Keeper, y Keepsake, cumplen con este criterio, lo que corresponde a un rendimiento potencial de 37.000 a 43.000 bulbos por hectárea.

“Aunque esto es considerablemente menor que los rendimientos esperados para regiones de producción de cebollas, pueden ser comercialmente viables en una situación de mercado de alto valor”, señalaron los investigadores.

Material traducido por Agriculturers.com

FUENTE: eurekalert.org

Deja un comentario