Chile, principal exportador de semillas transgénicas en el mundo

Chile, principal exportador de semillas transgénicas en el mundo

Chile. En América, mientras Chile se destaca como exportador de semillas, los agricultores bolivianos quieren producir con transgénicos.

Es fácil y simpático sustentar un discurso contrario a los transgénicos, pero el asunto no es la comodidad de la postura sino la veracidad. Porque mientras algunos se oponen sin conocer en verdad de qué hablan, la biotecnología es capaz de desarrollar árboles que producen más biomasa, y los agricultores bolivianos piden que se autorice el uso de transgénicos de maíz y algodón.

A comienzo de mes el portal Chile Bio informó que Chile es el principal país exportador de semillas transgénicas del mundo.

La temporada 2013-2014 el país trasandino registró 24.000 hectáreas de semilleros transgénicos en el país, las cuáles permitieron exportaciones físicas de estas semillas equivalentes a US$ 281 millones y a su vez US$ 26 millones relacionados a servicios de investigación para avanzar en el desarrollo de nuevos cultivos transgénicos.
Las principales semillas transgénicas producidas en el país corresponden a semillas de maíz con el 82 % del total, canola con el 12 % y la soja 6 %.

La resolución 1523 del Servicio Agrícola Ganadero (Sag) chileno regula la producción de semillas transgénicas para la exportación, pero la producción de estas semillas para ser utilizadas en el territorio chilenoes libre.
“Lo contradictorio es que Chile importa a gran escala productos transgénicos producidos en otros países de la región para satisfacer sus necesidades agrícolas y de producción de alimentos. Esta situación deja a los agricultores nacionales en una condición de menor competitividad frente a los agricultores de otros países de la región”, denuncia Chile Bio.

El portal especializado en tales temas agrega que “la adopción de cultivos transgénicos en Chile no pasa por una decisión de los propios agricultores, como sería para cualquier otro cultivo agrícola, sino que requiere un consenso de muchos organismos del país, lo que lleva a una decisión política”.
Se han realizado estudios sobre la forma en que impactaría económica y ambientalmente la producción de cultivos transgénicos por parte de los agricultores chilenos, los cuales concluyen sobre “importantes beneficios que se generarían”.

FUENTE: todoelcampo.com.uy

Deja un comentario