Cerdos y agricultura orgánica

Cerdos y agricultura orgánica

Los cerdos y la agricultura orgánica podrían ser en breve una asociación esencial para los agricultores y ganaderos. Las ventajas de incluir a los cerdos en la rotación de cultivos son evidentes, optimizando la producción y mejorando también el bienestar de los animales de granja.

Con los cerdos hay menos químicos en la agricultura orgánica

Se trata una afirmación hecha principalmente por agricultores y ganaderos: la combinación de cerdos y la agricultura orgánica funciona muy bien. El quid de la cuestión se centra en la inclusión de los cerdos en la lógica de la rotación de cultivos. Dejar que los cerdos vaguen por los campos antes de arar y sembrar parece traer considerables beneficios. En primer lugar, los cerdos tienen una importante actividad herbicida, al igual que las ovejas, que también se utilizan a menudo en la agricultura orgánica, pero eso no es todo. La actividad de los cerdos, de hecho, contribuye a mejorar la calidad del suelo, gracias a su capacidad para moverlo y fertilizarlo.

La limpieza que realizan los cerdos en los campos es profunda y no sólo afecta a las malas hierbas, sino también a las raíces. Después de su paso es posible acceder a un campo perfectamente “limpio”, en el que los beneficios durarán hasta tres años. Como ya os hemos mencionado el encuentro entre los cerdos y la agricultura orgánica aporta también ventajas a los animales que disfrutarán de los beneficios de poder vagar libremente. Sin embargo, es la optimización la verdadera protagonista de esta estrategia ganadora: el ganadero que utiliza cerdos obtiene muchas más ventajas al mismo tiempo, haciendo más eficiente el uso de la tierra y los recursos para la cría de animales.

El uso de cerdos en la agricultura orgánica también alivia a la tierra de la necesidad de tratamientos excesivos, protegiendo la salud de la capa freática y de la propia tierra, así como la biodiversidad de la zona agrícola.

FUENTE

Deja un comentario