Bioestimulantes no biológicos: ¿pueden beneficiar tus cultivos? Parte 1. Sustancias húmicas

Bioestimulantes no biológicos: ¿pueden beneficiar tus cultivos? Parte 1. Sustancias húmicas

Los bioestimulantes se están volviendo cada vez más importantes tanto en la producción de invernadero como en la producción a cielo abierto. Muchos productores utilizan en la actualidad bioestimulantes biológicos como bacterias (ej. Bacillus), hongos (ej. Micorriza) y nemátodos.

Sin embargo, hay una gran clase de bioestimulantes no biológicos que comprenden compuestos orgánicos que no son ni fertilizantes ni biopesticidas. Los bioestimulantes ayudan a las plantas a absorber agua y nutrientes de forma más eficiente, y también pueden proteger a la planta de patógenos. Como resultado, la planta puede tolerar mejor el estrés ambiental, nutricional e infecciones, mejorando la calidad y el rendimiento. El uso de bioestimulantes puede ser una alternativa al uso de sustancias sintéticas, lo que puede dañar las poblaciones naturales de microorganismos benéficos que sirven como biocontroladores y bioestimulantes.

Vista microscópica de una raíz con micorrizas
Vista microscópica de una raíz con micorrizas

Abordaremos el uso de bioestimulantes no bilógicos en dos partes. En la parte ¡, discutiremos los ácidos húmicos y su rol en la producción agrícola. En la parte 2 (próximo mes), discutiremos el rol benéfico de las vitaminas, amino ácidos, algas y proteínas.

EL origen de las sustancias húmicas

En el suelo los restos de plantas y animales se degradan naturalmente mediantes procesos biológicos o químicos. Luego de varios años, estos restos se descomponen en partículas más pequeñas, lo que se conoce como humus. El color del humus puede variar desde un marrón oscuro a negro debido al alto contenido de carbono orgánico. agriculturers.com. El humus contiene sustancias húmicas, como el ácido fúlvico, ácido húmico y humina, que contienen estructuras complejas de alto peso molecular. El humus también contiene sustancias no húmicas, como carbohidratos, lípidos del suelo, y aminoácidos que tienen bajo peso molecular y que son fácilmente degradados por microorganismos del suelo.

Las sustancias húmicas se extraen de los humatos que son extraídos a su vez de depósitos de mineral humato de lignita oxidada (leonardita), generalmente encontrados en Dakota del norte. No obstante, los humatos también se pueden encontrar en el agua subterránea, en la turba, en el carbón y el agua de mar. Luego de que se saca el mineral de las minas, se extraen el ácido fúlvico, el ácido húmico y la humina.

Componentes de las sustancias húmicas

Hay dos métodos principales usados para extraer estas sustancias húmicas de materiales sólidos, ya sea usando soluciones de hidróxido de sodio o hidróxido de potasio. Ambas soluciones remueven las sustancias no húmicas. Luego, el pH de la solución de sustancias húmicas se ajusta con un ácido para bajarlo a menos de 2. El ácido húmico precipita porque es insoluble a bajo pH, mientras que el ácido fúlvico se mantiene en solución (ver Tabla 1). agriculturers.com. Este proceso genera una mayor concentración de ácido fúlvico que de ácido húmico. Las huminas no son solubles en agua a ningún pH (ver Tabla 1) y en ocasiones se utiliza alcohol para extraer ácido úlmico de las huminas, el que es capaz de estimular el crecimiento de raíces.

Luego, el ácido húmico es secado y vendido por lo general en forma de gránulos, en tanto que el ácido fúlvico se comercializa como un concentrado líquido. Los humatos pueden ser producidos tanto como sales minerales de ácidos húmicos o fúlvicos.

Dependiendo de la técnica de extracción utilizada, los humatos pueden resultar como humatos de sodio o humatos de potasio. El primer tipo se usa con mayor frecuencia como suplemento para la sanidad animal, y el segundo se usa por lo general en la producción agrícola. Los humatos están constituidos mayormente por carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, azufre y fósforo.

Diferencias entre las sustancias húmicas
Diferencias entre las sustancias húmicas

Beneficios de los humatos en las propiedades físicas del suelo:

  • Actúan como reservorios de agua para la planta. El agua se encuentra de forma fácilmente disponible para cuando la planta la necesita.
  • Se usan como acondicionadores del suelo para cambiar la estructura del mismo creando macroporos que retienen oxígeno para las raíces.
  • Mejoran el drenaje del suelo.
  • Promueve la aglomeración de las partículas del suelo y minimiza la erosión.
  • Debido a su color oscuro, puede incrementar la temperatura del suelo con la exposición al sol durante el día.
  • Reducen el agrietamiento del suelo.

Beneficios de los humatos en las propiedades químicas del suelo:

  • Aumentan el CEC y la capacidad tamponante del suelo.
  • Mejoran la fertilidad del suelo al cubrir las partículas del mismo y reteniendo Fe, Cu, Zn, Mg, Mn, y Ca.
  • Promueven una mejor captación de nutrientes.
  • Reaccionan con Fe, Cu, Zn, Mg, Mn y Ca para formar sustancias quelatadas.
  • Inmovilizan el aluminio en suelos ácidos.
  • Evitan el lixiviado de nutrientes debido a su atracción electrostática con los mismos.
  • Su carga ayuda a disolver o ligar a elementos traza.
  • Ayudan a estabilizar a los nutrientes.
  • Sirven como tampón para metales pesados.
  • Proporcionan carbono a los microorganismos, promoviendo el crecimiento microbiano para rápida remediación del suelo y el manejo de desechos.
  • Alimentan a los microorganismos que solubilizan y liberan fosfatos.
  • Reducen el pH del sueloal reaccionar con el carbonato de calcio para producir dióxido de carbono.
  • Ayudan a degradar o estabilizar sustancias que son tóxicas para las plantas.
  • Reducen el riesgo de la toxicidad de metales catiónicos en la zona de las raíces de las plantas.
  • Reducen el sodio debido a su intercambio con otros cationes que están más concentrados en el suelo.

Beneficios de los humatos para las plantas en general:

  • Tienen un efecto similar al de las oxinas mejorando la división celular y la elongación.
  • El ácido fúlvico tiene un bajo peso molecular y puede penetrar las hojas, las raíces y los tallos mientras transporta diferentes nutrientes.
  • Las plantas pueden obtener nutrientes quelatados debido a que se encuentran débilmente ligados al quelato.
  • Ayudan a mejorar las defensas de las plantas debido a que las enzimas de los patógenos se inmovilizan con los humatos.
  • Los humatos pueden aumentar las tasas de germinación de las semillas si entran a las mismas.
  • Incrementan la velocidad de la respiración y de la división celular.
  • Si se aplican foliarmente, el contenido de clorofila aumenta. Esto ayuda a incrementar la captación de oxígeno dando por resultado un mejor crecimiento.
  • Los beneficios a las plantas ocurren más rápido si los humatos se aplican al follaje, mientras que demoran más si se aplican al suelo.
  • Las plantas captan mejor las sustancias cuando están creciendo activamente.
  • Es mejor aplicarlos a las hojas, brotes y raíces nuevos.
  • Se mejora el crecimiento radicular y consiguientemente la captación de nutrientes y agua es más eficiente.
  • Mejoran la respiración de las raíces.
  • Si la concentración de humatos en el suelo es alta, entonces son absorbidos y transportados a las hojas y brotes.
  • Cuando se encuentran dentro de las plantas, pueden estar involucrados en el metabolismo de la planta.
  • Comercialmente pueden estar disponibles junto con nutrientes para plantas, lo que ayuda a mejorar el crecimiento.
  • Regulan las hormonas de crecimiento de las plantas.
  • La Lantana camara cultivada en una mezcla de sustrato sin suelo, aumenta la biomasa de sus raíces y brotes con la aplicación de humatos (Costa et al, 2008)
  • El pimiento cultivado en una mezcla de suelo, incrementa la biomasa de sus raíces y brotes con la aplicación de ácidos húmicos (Cimrin et al, 2010)
  • Las semillas de tomate cultivadas en una mezcla de sustrato sin suelo, incrementan la captación de nutrientes y la materia seca de sus brotes y raíces (David et al, 1994).
  • La aplicación foliar de ácidos húmicos reduce las aplicaciones de nitrógeno en el suelo (Sani, 2014)

Cuidados sobre el uso de humatos en agricultura:

  • Aunque los humatos son difíciles de descomponer, pueden ser destruidos por una excesiva fertilización o por el arado intensivo.
  • Si son aplicados al follaje, las tasas de aplicación deben ser bajas; si se aplican al suelo, entonces las tasas deben ser más altas.
  • La tasa de aplicación dependerá de la concentración del producto.
  • Una aplicación excesiva de humatos puede resultar en una pobre germinación de las semillas, en la muerte de los plantines o en un peso seco de las raíces más bajo.
  • La calidad de los humatos varía y dependerá del origen, procesos de extracción y del manufacturador.
  • Aplique los humatos justo antes o justo después de la fertilización.

Referencias:

Cimrin, K. M., T. Onder, M. Turan and T. Burcu 2010 “Phosphorus and humic acid application alleviate salinity stress of pepper seedling” Journal of African Biotechnology. 9:5845-5851

Costa, G., P. Labrousse, C. Bodin, S. Lhernould, M. Carlue, P. Krausz and F. Authier “Effects of humic substances on the rooting and development of woody plant cuttings” Acta Horticulturae: 779:255-261

David, P. P., P. V. Nelson y D. C. Sanders. 1994. A humic acid improves growth of tomato seedling in solution culture. Journal of Plant Nutrition. 17(1), 173-184

Sani, B. 2014. Foliar Application of Humic Acid on Plant Height in Canola. APCBEE Procedia 8(2014):82-86

Material traducido por Agriculturers.com

FUENTE: pthorticulture.com

Comentario

  1. Felix Yumbla

    Muy buena informacion

Deja un comentario