Beneficios de un plan de mantenimiento y checklist para invernaderos

El mantenimiento de los invernaderos es una de las consideraciones más importantes que los agricultores deben tomar en cuenta, al momento de determinar su retorno de inversión. De hecho, deberían ver a su invernadero no como edificio, sino como su propia pieza de “equipo” que requiere de controles de mantenimiento regulares con la misma frecuencia que cualquier otro equipo.

Un mantenimiento adecuado de su invernadero puede ser una manera económica de aumentar al máximo sus ganancias. Por ejemplo, reducir tan solo una gota de agua por segundo de una fuga, puede generar un ahorro mensual de 113 galones de agua, de acuerdo con investigaciones de L.L. Klink.

Un plan de mantenimiento también puede reducir fallas en el equipo y mejorar la eficiencia del equipo, al tiempo de mejorar el rendimiento del producto al encargarse de los problemas de forma proactiva. Por ejemplo, los sistemas de ventilación operativa adecuados pueden eliminar el aire estancado y la condensación, mejorar el enfriamiento y la calefacción, y aumentar la vida útil del equipo.

Todo plan para el mantenimiento de invernaderos debe comenzar con el desarrollo de una lista de verificación (o “checklist”) que se encargue de cubrir la estructura del invernadero, los sistemas mecánicos, el equipo de control ambiental y el sistema de riego. Además, es fundamental llevar un registro de las reparaciones realizadas, u otros posibles problemas de mantenimiento. Esto lo ayudará a realizar un seguimiento de la cantidad de sus recursos que se gasta en el mantenimiento.

La siguiente es una muestra de algunas de las áreas principales que se deben monitorear en su invernadero. Su proveedor de invernadero preferido puede ofrecer una lista de verificación más detallada para dar seguimiento y mantenimiento a las áreas de su invernadero. Esta es la ofrecida por L.L. Klink:

Estructuras

  • Deterioro del concreto / de la estructura: cimientos de la estructura y el banco, caminos, oxidación excesiva alrededor de poste y muelle.
  • Cristalizado: desvanecimiento, punciones, transmisión de luz, historial de reemplazo.
  • Canaletas: limpieza para mantener un drenaje adecuado e inspección del óxido.
  • Plomería: drenaje, fugas, óxido.

Seguridad

  • Cableado: corrosión, olor, cables dañados.
  • Seguridad contra incendios: extinguidores, detectores de humo, rutas de salida
  • Equipo de seguridad: protección ocular, primeros auxilios.

Equipo ambiental

  • Calefacción: indicadores luminosos, líneas de gas y electricidad, ventilación.
  • Enfriamiento: ventiladores, sistemas de enfriamiento por evaporación, rejillas de ventilación, sistema de malla sombra, electricidad.
  • Sensores: calibración, daños, conexión eléctrica.
  • Rejillas de ventilación: lubricación, operación y funcionalidad de los motores, y ajuste de límites para abrir y cerrar las rejillas de ventilación.

Riego

  • Equipo de rocío: válvulas, motores, flujo de fluidos, revestimientos perforados.
  • Goteros: revisión de obstrucción / contorsión, distribuidor de fluidos, limpieza del filtro.
  • Sistema de fertirrigación: descarga mensual, limpieza de inyectores, prueba del emisor.

La seguridad es primero

La seguridad se ha vuelto más importante que nunca, y nadie quiere lesionarse. La mayoría de los propietarios e instaladores de invernaderos saben que trabajar en los invernaderos es una tarea de riesgo.

Las regulaciones Estándar de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, en Inglés) pueden ser difíciles de seguir, y su implementación es costosa. Algunos de los procedimientos importantes en términos de seguridad que se utilizan en la actualidad incluyen arneses de seguridad, cables de alta resistencia en las canaletas para amarrarse, una mejor utilización de los elevadores de tijera, y un mejor diseño de las estructuras. La seguridad siempre debe ser considerada como parte del diseño, la construcción y el mantenimiento de cualquier estructura del invernadero.

Cuando llegue el momento de asociarse con un proveedor para el mantenimiento de invernaderos, existen varias reglas que se deberán seguir para asegurarse de que usted está en contacto con una empresa de confianza.

  • Contrate siempre a empresas profesionales con mano de obra calificada / experimentada.
  • Asegúrese de tener contratos por escrito y seguros que cubran los acuerdos eximentes, las compensaciones para los trabajadores, la responsabilidad y cobertura de exceso / complementaria; una persona nombrada como asegurado adicional, y asegúrese que los contratos estén firmados, ejecutados y sean vigentes.
  • Notifique inmediatamente a su compañía de seguros si ocurre algún incidente en sus instalaciones o un evento que las involucre.

La inversión inicial que gasta usted en mantenimiento de su invernadero, aun si es mínima, puede conducir a ahorros en costos a largo plazo.

FUENTE

Deja un comentario