Artesanías a base de semillas están en boga

El uso de las cuentas secas o semillas de flora en las artesanías, así como otros recursos liberados por distintas especies, sin alterar el crecimiento de estas, son actividades que cada día se ponen más en boga.

A partir de las recolecciones y aprovechamientos de esos granos secos, se da una manifestación de arte, al tiempo de crear bienes y servicios que generan millones de pesos, que contribuyen al desarrollo socio económico de las comunidades donde se realizan.32s-yanetp02

José Rafael Guzmán, biólogo y agrónomo, encargado de la División de Uso y Comercio de la Vida Silvestre de Dirección de Biodiversidad, sostiene que esa tradición data de la época precolombina, cuando los indígenas plasmaban incluso las mismas en cavernas a través de jeroglíficos, simbolizando animales marinos como ballenas y manatíes.

“Esta expresión conjuga diversos elementos de la cultura, tanto de los taínos como de los habitantes actuales, distribuidos en las regiones Sur, Norte y otros puntos del territorio”, comentó Guzmán tras especificar que dentro de esas obras figuran collares, aretes, brazaletes, rosarios y pulseras, además, objetos decorativos para viviendas y otros espacios.

Sostiene que por el hecho de que los artistas cuentan las semillas y van colocando de manera pintorescas se les denomina “cuentas secas” y dependiendo de su técnica creativa y artística pueden producir obras valiosas.
“Esto no afecta los recursos genéticos porque son semillas que se extraen de los campos, que los artesanos y artesanas las aprovechas como se da con el maíz cuando pierden la humedad y no son actos para consumo; el 32s-yanetp01guayacán, el samán, tamarindo, semillas de  nísperos y auyamas”, detalló.

Demanda

Dichos trabajos son de gran demanda por criollos y extranjeros que visitan el país, especialmente en zonas turísticas. Justo en esos lugares, también se conjugan otras artesanías en madera (caoba y cedros), jícara de coco, y palma real con los que hoy día se elaboran lamparas y mariposas.

Deja un comentario