Agricultura y migraciones, ¿cuál es su relación?

Entre el 65 y el 75 por ciento de las personas que migran desde África son jóvenes, muchos de ellos en busca de empleo. Para poder frenar este continua huida del continente, África deberá crear decenas de millones de puestos de trabajo cada año a medida que la población continúe creciendo.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) cree que el sector agrícola puede ofrecer importantes oportunidades empresariales para los jóvenes africanos.

José Graziano da Silva, Director General de la FAO, asegura que crear oportunidades de empleo decente para los jóvenes en el sector agrícola de África puede reducir de forma notable la migración juvenil desde el continente. Así lo explicó en su discurso de clausura en una conferencia internacional sobre el empleo juvenil celebrada en Rwanda.

“Creemos firmemente que si a ustedes [los jóvenes] se les brindan estas oportunidades, no abandonarán el continente para buscarlas en otros lugares. Tenemos los medios para darles esas oportunidades aquí donde podrán ser testigos y participar en el futuro de sus países y del continente”

Para por alcanzar este objetivo la FAO ha solicitado la creación de un mecanismo para los jóvenes, que les ayude a enfrentarse a algunos de los desafíos que supone crear y expandir las empresas agrícolas. Este mecanismo se ensayará en Rwanda y luego se extenderá al resto de África.

Medidas inmediatas para alcanzar el éxito

La tierra es una de las principales barreras para que los jóvenes deseen iniciar o expandir las empresas agrícolas. Así lo señalaron los participantes de la conferencia, además también indicaron que el problema se agrava por el acceso limitado a las líneas de crédito que padecen los jóvenes del continente.

Estos jóvenes, a través de un comunicado de ocho puntos, delinearon las medidas que recomiendan de forma inmediata: intervenciones normativas dirigidas por jóvenes, institucionalización de la conferencia juvenil (bienal), desarrollo de capacidad, reforzar los entornos institucionales y propicios, equipar las zonas rurales con servicios esenciales para la agricultura moderna, ayuda a los agronegocios y a las cadenas de valor, cambiar la imagen negativa de la agricultura y apoyar a las plataformas nacionales para compartir conocimientos y mejores prácticas.

El responsable de la FAO hizo hincapié en la necesidad de seguir trabajando estrechamente con una amplia gama de actores para apoyar a los jóvenes. “Hemos comenzado con el primer paso y espero que estemos juntos durante todo el proceso. Cuando uno tiene prisa, va solo, pero si quiere llegar lejos, necesita ir acompañado. Queremos llegar lejos y queremos acompañarle”, afirmó Graziano da Silva.

Cambiar la visión negativa que se tiene en África del sector agrícola

Minimizar los trabajos arduos y de maximizar los rendimientos. Abordar estos problemas seria la solución para que la agricultura fuera una ocupación atractiva para los jóvenes de África.

La clave también pasa por instar a los jóvenes a transformar las percepciones a menudo negativas asociadas con la agricultura y enorgullecerse de ser campesinos hace necesario cambiar la imagen y el discurso en torno a la agricultura y pasar a centrarse en las oportunidades y beneficios que ofrece la cadena agroalimentaria.

El sector de la agroindustria y la logística en África se estima moverá cerca de un billón de dólares EEUU para 2030 y los jóvenes empresarios agrícolas deberían estar preparados para participar de una parte de las ganancias resultantes.

FUENTE

Deja un comentario