Agricultura inteligente, smart cities y productos ecológicos

La popularidad de la temática climática y medioambiental ha crecido con rapidez en los últimos años, dado que los inversores reconocen cada vez más los múltiples catalizadores que apuntalan esta megatendencia a largo plazo. Pese a ello, algunos inversores siguen creyendo que las soluciones centradas en el cambio climático y el medio ambiente se limitan fundamentalmente al sector de las energías alternativas. No obstante, está limitada descripción subestima de forma significativa las oportunidades disponibles.

Antes de la crisis financiera de hace una década, la coyuntura climática y medioambiental se guiaba fundamentalmente por la política, en particular, en ámbitos como los subsidios y el marco normativo. En la actualidad, es una cuestión puramente económica. Invertir en soluciones climáticas constituye una decisión racional tanto para consumidores como para empresas. Además, la mayoría de los partícipes del mercado subestima y estudia de forma insuficiente el efecto de la temática climática y medioambiental como catalizador de los flujos de caja de las empresas.

Si bien buscamos a innovadores en el sector de las energías alternativas, nuestra estrategia se centra principalmente en firmas optimizadoras que tengan como objetivo el uso eficiente de los recursos, así como aquellas con capacidad de adaptación centradas en la protección del medio ambiente. A continuación, exponemos tres ámbitos que pasan desapercibidos en el ámbito del cambio climático y la protección medioambiental que probablemente se desarrollarán a medida que los inversores busquen cada vez más acceder a esta megatendencia de vital importancia.

La agricultura inteligente, en un punto de inflexión

Si la sociedad desea garantizar que los recursos de nuestro planeta no se agotarán y podrán perdurar para las generaciones venideras, es necesario optimizar el sector de la agricultura, que hace un uso intensivo de recursos. Si bien las innovaciones y las disrupciones tecnológicas han impulsado importantes avances en prácticamente todos los sectores a escala global, la agricultura sigue siendo el menos digitalizado con diferencia. No obstante, creemos que la «agricultura inteligente» ha alcanzado un punto de inflexión.

Las soluciones orientadas a la mejora de la productividad en la agricultura están contribuyendo a mejorar la eficiencia de los recursos y a reducir la huella medioambiental, al tiempo que incrementan la competitividad de los agricultores. La revolución de la agricultura inteligente se ha intensificado en los últimos años debido a la reducción del coste de la tecnología, que se utiliza ahora en un amplio elenco de ámbitos.

Por ejemplo, estamos asistiendo al surgimiento de soluciones innovadoras en los equipos de precisión y automatización, y el uso de la robótica y de los sensores está ayudando a mejorar la eficiencia de los recursos en ámbitos como los fertilizantes y la irrigación. Asimismo, también existen programas de software que contribuyen a la «agricultura conectada», que puede mejorar el uso de los activos y reducir las ineficiencias. Además, las nuevas tecnologías —como el big data, la inteligencia artificial y los drones— están propiciando la siguiente fase de la actual revolución ecológica.

Buena parte del progreso que estamos presenciando proviene de la esfera corporativa: muchos de los principales grupos agrícolas a escala global ya están proporcionando soluciones de valor añadido para los problemas del mundo real. Si bien puede que la agricultura inteligente constituya un área de inversión de escasa envergadura en este momento, empresas como AGCO y Trimble albergan un enorme potencial.

El auge de la construcción inteligente

Los inmuebles son responsables de una parte considerable de las emisiones de carbono provocadas por el hombre a escala global. Se espera que esta tendencia se intensifique a medida que las poblaciones urbanas aumenten, especialmente en los mercados emergentes. Garantizar que los edificios en los que vivimos y trabajamos a diario son más sostenibles y menos dañinos para el planeta constituye una prioridad. Ello conlleva muchas oportunidades para las empresas que operan en el segmento de la construcción inteligente.

Las soluciones abarcan desde la optimización del diseño y el proceso de construcción hasta los materiales de aislamiento eficientes desde el punto de vista energético, los sistemas de recuperación de calor, la automatización de la iluminación y el soft-ware de gestión inteligente de la energía. Todas ellas contribuyen positivamente a la sociedad, dado que ayudan a reducir los costes operativos y la huella medioambiental de los inmuebles.

Hemos identificado varios casos de inversión de gran atractivo que el mercado infravalora actualmente. Autodesk es una de las empresas bien posicionadas para beneficiarse de esta demanda gracias a su software de modelización de información sobre inmuebles, que impulsa la eficiencia en toda la cadena de valor de la construcción.

El sólido crecimiento del consumo ecológico

La transición desde los productos sintéticos o basados en el petróleo hacia aquellos naturales o biológicos ya ha dado comienzo, impulsada por una creciente concienciación medioambiental y el deseo de los consumidores de influir positivamente en el medio ambiente. La demanda de productos ecológicos está creciendo con fuerza y los productos naturales y orgánicos están incrementando su cuota de mercado en muchos países del mundo.

Con el fin de aprovechar la creciente tendencia del «consumo ecológico», hemos invertido en distintas empresas de ingredientes naturales y embalaje sostenible. Estos proveedores de soluciones son catalizadores clave de esta tendencia, y creemos que estas firmas registrarán un sólido crecimiento.

La firma irlandesa Kerry Group está especializada en la provisión de ingredientes naturales para sustituir los aditivos artificiales. Las empresas alimentarias de marca desean dar respuesta al deseo de los consumidores de adquirir alimentos ecológicos, sanos y preparados. Esto conlleva que deberán llevar a cabo un proceso de «etiquetado limpio», ya que la gente quiere saber lo que está comiendo. Resulta probable que se intensifique la innovación en este ámbito, si bien pocas empresas pueden proporcionar ingredientes naturales que no alteren el sabor y la textura de los productos. El exhaustivo saber hacer de Kerry en este sentido le permite ofrecer a los clientes las soluciones que necesitan

FUENTE

Comentario

  1. DOUGLAS FERNELY OTERO CERQUERA

    Dado el dispardo incremento poblacional
    debemos retomar el principio básico de las huertas caseras y comunitarias. Con poco dinero podemos procurar y asegurar fuente de alimento a la población que carece de ello, y, que cada día es mayor. La pobreza nos abraza en los supuestos países en desarrollo.

Deja un comentario