Agricultura de precisión, una opción para el agro

Hace falta un cambio en la mentalidad de los agricultores para que comprendan que el uso de la tecnología en la agropecuaria es el futuro. Una de estas es la agricultura de precisión cuyo uso está impactando en la competitividad y en la rentabilidad del sector.

Así lo afirmó el coordinador general de Programas de I+D del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), España, José María Terrón, quien dijo que cambiar la forma de producir en el campo con el uso de las herramientas que ofrece la tecnología es uno de los retos que enfrentan los productores agropecuarios.

“La tecnología ya no es el problema sino el conocimiento, la información y el asesoramiento de los técnicos para las empresas y el agricultor. Lo importante es que la forma de pensar del agricultor cambie y se abra hacia la tecnología”, dijo.

Indicó que dentro de las tecnologías que están cambiando la forma de producir se encuentra la agricultura de precisión. Se trata de técnicas que permiten gestionar la variabilidad especial de la superficie agrícola, es decir, ver la falta de nivelación o erosión del suelo, cuyas diferencias afectan la rentabilidad de los cultivos.

“Con la agricultura de precisión intentamos evaluar estas diferencias y actuar de forma específica en los cultivos, es decir, darle a cada lugar del terreno el tratamiento que necesita; esto permite ahorro de materias primas, permite reducir la contaminación ambiental por el uso de fertilizantes o de productos fitosanitarios y permite aumentar la rentabilidad del cultivo y darle muchos beneficios al agricultor. En resumen, es la agricultura del futuro”, afirmó.

Terrón expuso en el panel “La Agropecuaria y los Desafíos de la Innovación Tecnológica: Visión de los Jóvenes sobre la Agenda Agro 2048”, en el marco del XVIII Encuentro Nacional de Líderes del Sector Agropecuario cuyo tema es “Agenda Agropecuaria 2048: los desafíos de la innovación”. Destacó que se están haciendo inversiones importantes por las grandes empresas tecnológicas.

FUENTE

Deja un comentario