5 cambios importantes en la cadena de suministro para el agricultor

El transporte y la logística son de los aspectos más complejos y cambiantes de la agricultura de producción, un hecho innegable que es acertado en la producción y entrega de hortalizas frescas.

Dave Malenfant, director del Centro para la Innovación de la Cadena de Suministro de la Neely School of Business de la Texas Christian University (TCU), es un veterano de la industria con más de 30 años en la práctica, y un experto en logística de la cadena de suministro.

Malenfant dio una charla sobre el mundo en rápida evolución de los transportes y la logística con base digital en el evento anual “Top 100 Grower Breakfast” de la publicación “Greenhouse Grower”, revista hermana de Productores de Hortalizas, durante Cultivate ’19 en Columbus, OH.

Si bien su presentación se concentró principalmente en la industria de invernaderos y en la agricultura protegida, no me pude quitar la impresión de que gran parte de lo que Malenfant estaba comentando se refería también al mundo de los vegetales frescos de campo.

“En cuanto al manejo de la cadena de suministro, creo que en este momento estamos en medio de un cambio transformacional del ecosistema digital”, comentó Malenfant. “Propongo que volvamos a lo básico: las personas, los procesos y la tecnología; y que realmente analicemos la forma de integrar completamente nuestra cadena de valor y nuestras redes, para unirlas”.

El efecto Amazon

¿Qué fue lo que despertó el interés por la cadena de suministro? Malenfant y sus compañeros de la TCU argumentan que el gigante minorista de Amazon se ha encargado básicamente de rediseñar y redefinir la logística de la cadena de suministro en el siglo XXI, y que, sin importar la industria para la que trabajes; si todavía sigues enviando y entregando de la misma forma que antes de que llegara Bezos y su compañía, entonces ya te estás quedando obsoleto.

“¿Crees tú que Amazon tiene a Amazon Prime porque ellos lo quieren?”, pregunta Malenfant. “No, tienen Prime porque ellos saben lo que tú quieres comprar antes de que lo sepas tú”.

La creciente interconexión de todo lo digital, que es denominada comúnmente como el Internet de las Cosas (IoT), y la cercana proliferación de las “ciudades inteligentes” conectadas, es otro factor que impulsa la misma innovación de la cadena de suministro que Amazon y otros han encabezado.

Producto + Datos como plataforma

Otro cambio fundamental que ve Malenfant en la cadena de suministro es cómo se venden y comercializan los productos por sí mismos. Como agricultor, debes adoptar la mentalidad de que ya no solamente estás vendiendo una manzana o un paquete de zanahorias frescas: estás vendiendo toda la experiencia del cliente con respecto a esa manzana, y esto afecta la manera en que envías y entregas el producto al mercado.

Lo anterior cambia la manera en que los fabricantes, minoristas, y todos los actores en la cadena de suministro interactúan con los clientes, y, a su vez, cambia también cómo se entregan los productos a esos clientes.

“Ahora, nos estamos volviendo más complejos y nos está impulsando la demanda”, indicó Malenfant. “Debemos entender lo que quieren nuestros clientes y cuándo lo quieren, en vez de estar haciendo productos y enviándolos al mercado”.

Sin embargo, al igual que con otros segmentos de la agricultura, como la agricultura de precisión que ya ha sufrido la transformación digital de la industria 4.0, las personas seguirán siendo una parte importante de la ecuación en cuanto al transporte y la logística de las hortalizas frescas, de acuerdo con Malenfant.

“Sí, existen soluciones que pueden llevar a cabo un análisis y procesamiento de datos, estos recursos están disponibles para su uso, pero la prioridad siguen siendo las personas”, afirmó. “Tener a las personas adecuadas, que puedan desarrollar procesos y que te permitan alcanzar todos tus objetivos en cuestión de tecnología, eso es lo importante hoy en día”.

“No se dejen engañar por todas las palabras de moda, se trata de volver a lo básico: las personas, los procesos, la tecnología”.

5 tendencias que están afectando la cadena de suministro en este momento

Un crecimiento explosivo del comercio electrónico: la mayoría de las industrias están teniendo un crecimiento de dos cifras en el uso de plataformas de comercio electrónico por parte del consumidor. Malenfant comenta que esto ha tenido como consecuencia que muchos transportistas cierren sus negocios “debido al crecimiento de comercio electrónico y a la necesidad de colocar el envío en el último cuarto de milla, donde ahora no será suficiente la carga de camiones de larga distancia”.

La reurbanización: desde unos ya envejecidos ‘Baby Boomers’ hasta los ‘Millennials’, al parecer nuestra sociedad está regresando a la preferencia por una vida principalmente urbana, lo que significa que, de acuerdo con Malenfant, los agricultores y transportistas deben encontrar nuevas formas de entregar hortalizas frescas a, por ejemplo, el piso 23 de un edificio de departamentos en el centro de la ciudad. […] Será sencillo notar que el transporte y la logística se verán muy diferentes en los próximos meses y años, que en la actualidad.

Los datos son primero: de la misma forma en que los procesadores de alimentos y los consumidores están presionando más a los agricultores para que documenten y pongan a disposición los datos de cada paso del proceso de producción, los datos están revolucionando la manera en que las empresas de transporte realizan la comercialización. “El transporte por encargo (on-demand), a través de aplicaciones y basado en la ubicación se está volviendo más disruptivo”, indicó Malenfant. “Esta será la nueva forma de realizar transacciones comerciales (en logística), y toda la industria del transporte está empezando a inclinarse hacia esta dirección. Los transportistas que no pueden llevar a cabo la geolocalización (es decir, identificar direcciones físicas exactas para una entrega sin dificultades) se van a quedar rezagados”.

Una proliferación de la inteligencia artificial (AI): Malenfant ve una industria que necesita desesperadamente el transporte automatizado, mismo que gigantes tecnológicos como Google, Tesla (el programa ha sido cerrado desde entonces) y Uber a través de su controvertido subgrupo Otto, ya han empezado a utilizar en otras partes del mundo.

La economía sobre la forma en que la carga sin conductor va a cambiar la logística de las hortalizas frescas es clara en sí, y Malenfant también prevé beneficios adicionales como hacer que el transporte de larga distancia sea una profesión más viable y buscada entre la fuerza laboral actual enfocada a lo digital.

La necesidad del consumidor por la velocidad y frescura: Malenfant comentó que toda la investigación que ha llevado a cabo su grupo en la TCU se refiere al hecho de que el consumidor actual pone la frescura del producto y la velocidad de entrega del mismo por encima de todo lo demás durante las evaluaciones del producto, e incluso también puede pagar más por él. “Si no puedes comprobar que tu producto es fresco y que ha sido cultivado en tierra limpia que no contiene ninguno de los químicos desagradables que no les gustan a los consumidores, entonces vas a perder ese negocio”, aclaró. “Queremos que vaya directo al consumidor. Ya no vamos a salir de la casa y tener que ir a recogerlo. Queremos que llegue hasta su puerta en un par de horas. No vamos a esperar a que se entregue mañana”.

¿La moraleja?

¿Cuál es la conclusión general de la presentación de Malenfant? Se vienen cambios, y rápido; ya sea en transporte y logística o en cualquier otro aspecto de la agricultura en este planeta; si no estás listo, te puedes estrellar como insecto en el parabrisas.

“El ritmo de cambio es tan rápido que lo que se está haciendo hoy, no se va a hacer mañana; y el tipo de datos que hoy son importantes, serán diferentes mañana”, puntualizó. “Dentro de un año, todo va a ser totalmente diferente. […] Como industria, la recomendación es estar preparados para aceptar el cambio transformador”.

FUENTE

Deja un comentario