35 menores de 35: Productores para el Futuro de Latinoamérica

35 menores de 35: Productores para el Futuro de Latinoamérica

La promoción de las nuevas generaciones es indispensable para garantizar la seguridad alimentaria del mundo y transformar el agro en nuestra región. La tierra que se ha cultivado durante décadas puede quedar huérfana ante la ausencia de nuevas generaciones de agricultores que se interesen por el campo y lo vean como una opción de vida rentable.

Pareciera que las actividades agropecuarias son poco atractivas para la mayoría de los jóvenes; pues es posible que siga permeando la percepción de que el campo es poco rentable.

Por consiguiente, necesitamos reincorporar a la juventud en la agricultura, ¿será posible hacerlo?

¡CLARO QUE SI!. Hoy existen empresas agrícolas que se preocupan por impulsar  la transferencia de conocimiento a jóvenes agricultores, mediante actividades que los capacitan, asesoran y vinculan con un modelo de producción sostenible y eficiente. Una de estas empresas es Yara, ellos sienten la responsabilidad de mostrar que el campo no es poco rentable. El agro latinoamericano tiene un alto potencial de desarrollo, sólo es cuestión de trabajar en él.

Es por ello que Yara , cuyo objetivo es impulsar la agricultura sostenible, promover el relevo generacional en campo y contribuir con la seguridad alimentaria de América Latina, en conjunto con Agriculturers (encargados de la difusión de la innovación en el agro), hemos decidido buscar y reconocer a los 35 Productores para el Futuro menores de 35 años, mujeres y hombres latinoamericanos que ya son parte de la solución, comprometidos con el campo y con el futuro del agro.

Estos 35 jóvenes son un motor indispensable para el futuro del campo latinoamericano, aunado a la profesionalización y tecnificación, trabajando el campo con una producción rentable, eficiente y responsable con el medio ambiente.

Te presentamos la historia de cada productora y productor de este ranking.

Ana María Donneys (26 años)   CAFÉ – COLOMBIA

Quinta generación de caficultores, Ana María se formó como Administradora de empresas y especialista en Innovación y desarrollo de negocios. Ejerció en Bogotá, pero tras la pérdida de su abuelo Primitivo Correal, se replanteó volver a su tierra, para aprender y continuar con su legado. En los últimos años ha enfrentado duros golpes tras perder también a su abuela y madre.

Café Primitivo nace hace 2 años para honrar a su abuelo, con un fin social, destinan el 100% de lo que reciben de las ventas de este café para ayudar a causas de personas en estado de necesidad en la ciudad de Armenia.  Incluso en su última versión destinaron recursos para ayudar a personas necesitadas consecuencia del COVID 19.


Michael Calderón (28 años)   CAFÉ – COSTA RICA

Uno de los propietarios de la reconocida marca Café Don Cayito (nombre con el que era conocido su abuelo), junto a sus papás y tres hermanos: Lizeth, Diego y Fernanda. Los Calderón Castillo ha cultivado café durante años, por herencia de ambas familias; Michael hace parte de la tercera generación que forja su futuro gracias a este cultivo.  En 2009, todos decidieron iniciar un microbenefificio para así procesar el café y dedicarse a mejorar la calidad de su café.

Poco a poco, la calidad del café ha ido abriendo paso en mercados internacionales y ha logrado enlazar con compradores interesados en llevar café de alta calidad a sus países.


Adriana Campozano (26 Años) MAÍZ – ECUADOR

Con tradicion familiar en diversos cultivos, ella es parte de la tercera generación de agricultores. Por el incremento de plagas en su campo, cambiaron de cultivos con los que sus abuelos comenzaron y se dedicaron al maíz.

Comprometida con el legado familiar, realizó sus estudios y formación académica motivada en convertirse en productora de maíz. Adriana trabajó con semillas certificadas y realizó un mejor trato fitosanitario para obtener mejores resultados en los rendimientos.


Zulma Córdoba (33 años) PAPA, FRESA Y COLIFLOR – COLOMBIA

Habiendo estudiado producción agropecuaria (enfocada en los animales), se encontró con la posibilidad de cultivar fresa. Lo mismo que hicieron sus padres, abuelos y hermano. Tuvó la posibilidad de tener la escuela de flores en su pasantía y casi 10 años de experiencia que le han servido para darle un peso importante al tema de la administración dentro del cultivo de fresa y los cultivos alternos (papa, brócoli y coliflor), que debemos tener para rotar nuestros lotes.


Leticia Andrade (33 AÑOS) AGUACATE – MÉXICO

Inspirada por don Pedro, su abuelo materno, decidío estudiar la carrera de Ingeniera Agrónoma en la Universidad de Guadalajara. Desde el 2010 trabajo en el sur de Jalisco, zona que aporta un volumen importante a la producción y exportación de aguacates, producto que tiene necesidades muy específicas como altas demandas de calcio.


Emmanuel Estrada (28 años)  AGAVE AZUL – MÉXICO

Proviene de una familia de agricultores, donde representa la segunda generación. Además de dedicarse al campo, se dedica a distribuir fertilizantes, semillas y productos para la protección de cultivos; por eso, le gusta innovar y probar los productos antes de venderlos, para compartir conocimiento con sus clientes. Tiene 3 años aplicando productos en sus cultivos y busca posicionar y crecer la marca en su zona, por el buen desempeño que tienen las nuevas tecnologías.


Luis Estupiñán (30 años) ARROZ – COLOMBIA

Luis es un Productor para el Futuro, ya que no solo se preocupa por el rendimiento de sus cultivos, si no que con sus amigos y vecinos  comparte las experiencias vividas a diario en el cultivo del arroz.

Es un agricultor que esta siempre innovando y reconoce en Yara un aliado estratégico no solo por el respaldo comercial y agronómico que recibe , si no por considerarla una empresa que va a la par con la tecnología, y le permite obtener cada vez más y mejores resultados con las soluciones nutricionales que ofrecen.


Wilder García (29 años)  CAFÉ – PERÚ

Wilder es tercera generación de productores de café en su familia y un verdadero caso de éxito en su región; actualmente vende su café a un tostador en Japón. Se propuso incrementar la productividad y calidad de sus fincas, para ello puso en acción un programa agronómico muy eficiente, en el cual los productos YaraMila y YaraLiva son parte esencial para el éxito de su programa.

Los resultados que él resalta son el incremento en la productividad y la calidad organoléptica de su café y además valora que los productos de Yara tengan menos huella ambiental que otros productos en el mercado. 


Pablo Gómez (33 años)  CAFÉ – COLOMBIA

Con ascendencia ligada al campo, ya que sus abuelos maternos y paternos eran agricultores y ganaderos, en la región que Pablo define como la más linda del mundo (Quindío), por sus lindos paisajes, patrimonio, y clima que en cada uno de sus municipios es totalmente distinto y variado.

Al vivir en el extranjero, Pablo sentía el anhelo de volver a su origen a participar y ayudar a su madre a continuar el legado del abuelo.

¨Nuestras fincas se encuentran a una altura promedio de 1,200 metros sobre el nivel del mar y se tiene sembrada en variedad caturro, variedad muy productiva que no es muy resistente a  algunas enfermedades¨

A raíz de los problemas de nutrición de sus fincas, surgió  la necesidad de cambiar por completo el plan nutricional, utilizando los productos de Yara, con la asistencia técnica de sus especialistas.


Brandon González  (23 años) TOMATE Y CHILE PIMIENTO – GUATEMALA

Joven agricultor y estudiante de Ingeniería Agronómica en la Universidad Rafael Landivar. Brandon se especializa dentro del negocio familiar al proceso de cuidado, protección y nutrición foliar de sus cultivos. Sus planes a futuro consisten en una reorganización del negocio familiar, la creación de un poso mecánico, iniciar exportaciones propias a diversos países vecinos e incursionarse en sistemas de hidroponía para sus cultivos.


Noé Hernández ( 35 años) – MAÍZ Y FRIJOL NICARAGUA

De familia productora, en una región que se dedica a la agricultura y ganadería, mayormente de subsistencia. Los deseos de aprender y mejorar su producción, llevaron a Noé hasta la Universidad, y se ha dedicado a su finca, desde antes de culminar sus estudios.

Con altas expectativas y mucha curiosidad, pese a venir de una zona de agricultura muy pobre, apuesta al uso de nuevas tecnologías en sus cultivos, está en búsqueda constante de nuevo conocimiento y no tiene miedo de hacer cosas diferentes para mejorar sus rendimiento, cuidar el planeta y poder mejorar el nivel de vida de su familia y comunidad.


Guillermo Juárez  (35 años) CAFÉ – GUATEMALA

En 1940 el bisabuelo de Guillermo Juárez inició su negocio enfocándose en ganado, madera y café. Conforme fue transcurriendo el tiempo su abuelo mantuvo el negocio y en el año 1990 Guillermo padre, a pesar de tener un trabajo en una importante empresa de tabaco, decide entrar al negocio familiar motivado por su pasión por el café.

Actualmente tiene 5 años a cargo del procesamiento en el beneficio del café, innovando en procesos de fermentación para mejorar la calidad de su cultivo y enfocado en la catación, comercialización y exportación a diversos países alrededor del mundo como Japón, Corea del Sur, China, Australia, entre otros. A futuro le gustaría invertir equipos para mejorar procesos de calidad e inocuidad. Y crear un proyecto para experiencias de ecoturismo en su finca.


Álvaro López (19 años) CAÑA DE AZÚCAR – MÉXICO

Por muchos años su abuelo aplicó mezclas físicas para abonar las cañas. Desde hace un año, Álvaro comenzó a fertilizar con YaraMila ACTYVA 500 kg/ha de forma mecanizada, lo que le ha dado mejores rendimientos por arriba de lo que se cosechaba por años.

Los suelos de su cañaverales no son muy buenos, son someros y arenosos, pero con un buen fertilizante como Yara, Álvaro pretende aumentar sus rendimientos junto con un buen sistema de riego.


Heitel Lozano (21 años)  ARROZ – ECUADOR

Su abuelo empezó el legado arrocero en la familia, después lo heredó su padre, junto con la responsabilidad de seguir cosechando el mejor arroz de Santa Lucía.

Su familia comenzó cultivando 10 hectáreas de arroz, actualmente tienen 400 hectáreas de este cultivo. Cuando era un niño, Heitel pudo ver cómo su padre fue cambiando e innovando las prácticas agrícolas en la finca.

¨Me gustaría enfocarme y trabajar con las nuevas generaciones; mis compañeros, amigos, niños y que ellos continúen con esta actividad muy linda que ayuda tanto a la economía del país.¨


Omar Marín (27 años) CAÑA DE AZÚCAR – MÉXICO

Omar es originario de Balsa Larga. Antes aplicaba en sus cultivo mezclas físicas, y con ellas las cañas iban regulares en desarrollo y rendimiento, cosechando un promedio de 70 ton/ha en temporal. Sin embargo; desde hace 3 años, probó los fertilizantes de Yara. Desde entonces he notado cambios en el cultivo.

¨Con estos productos durante 3 años he cosechado hasta 95 ton/ha, es decir un aumento de 25 ton de caña. Estoy contento con los resultados y seguiré aplicando los productos Yara. Además, constantemente nos dan asesoría para hacer las cosas mejor y que la caña esté bien nutrida para seguir alcanzando los mejores rendimientos.¨


Juan Marín (30 años)  AGUACATE – COSTA RICA

Al igual que otros jóvenes agrícultores, Juan Marín (de profesión Farmacéutico) es parte de la tercera generación de agricultores de la finca familiar La Piapia, que fue adquirida por su abuelo Misael en los años 40, y que en aquel entonces, se encarga de cultivar café y lo hizo hasta que le fue físicamente posible.

En el año 2000, inició la producción con aguacate. En el año 2017 inicia un proyecto de siembra de café intercalado con aguacate.

Gracias al entusiasmo y amor por el campo, Juan hoy es parte de Productores para el Futuro, para lograr el reto más importante de su vida; llegar al centenario de producción con su finca alimentando sanamente a muchas personas, adaptándose al cambio climático y a los distintos retos socioeconómicos actuales.


Rubén Martínez (33 años) MÁIZ – MÉXICO

Tercera generación de agricultores y desde los 12 años ha ayudado a su padre. Rubén (Ingeniero Civil), tras terminar sus estudios a los 23 años decidió trabajar de lleno al campo. Antes de Rubén, el campo producía 13-14 ton/ha de maíz, pero a raíz de la inquietud por aumentar la producción, Rubén logró hacer más eficiente el cultivo e ir adquiriendo maquinaria que facilitara el trabajo en el campo. Tras investigar innovaciones en el cultivo de maíz, descubrió productos que le dieron mejores rendimientos.  La producción se incrementó año tras año y estima que este año que viene será de 20 ton/ha.

Además de mejorar su campo, Rubén tiene un canal de YouTube donde comparte todos sus conocimientos relacionados al campo y resuelve las dudas y problemas de otros agricultores, apoyando a colegas en su país. Solidario con colegas vecinos para que apliquen nuevas estrategias para que también ellos mejoren su producción y no se queden estancados en la agricultura que sus padres y abuelos les enseñaron, ya que el mundo va avanzando y los agricultores no se pueden quedar atrás.

Fidel Mendoza (27 años)  LIMA PERSA – MÉXICO

Fidel nos cuenta lo difícil que ha sido cultivar los últimos años debido al cambio climático situación que hoy en día viven muchos agricultores

¨Mi primer reto es sobrellevar con rigidez y eficiencia la iniciación de mi cultivo de maíz con todas las herramientas o insumos adecuados que sobrelleven las adversidades climáticas (escasez de agua, granizo o inundaciones). Uno como productor busca realizar todas las labores en tiempo y forma para buscar un mejor rendimiento pero no se tiene control sobre el clima, por eso simpatizo con la empresa Yara, que busca cambiar esta situación aportando su granito de arena por el bien de los productores mexicanos¨

En Lima persa, uno de los mayores retos fue iniciar con el cultivo sin contar con experiencia previa. Buscando cambiar y renovar, fue que decidió emprender y aprender con este cultivo tan interesante. Otro reto es generar un sistema radicular eficiente y un porte vegetativo competitivo, para entrar en producción cuando la demanda productiva del mercado lo exija, buscando llegar a cosecha con producto final de excelente calidad.


Fabián Merchán (23 años) MAÍZ – ECUADOR

Pertenece a la cuarta generación de agricultores, con bisabuelos y abuelos caficultores, un padre Técnico Agropecuario muy innovador y productor de maíz, actualmente Fabián se encuentra finalizando sus estudios de Ingeniería Agropecuaria.

En el año 2017, ante la necesidad de mejorar la productividad del cultivo de maíz, y aprovechar un potencial genético se necesitaba cambiar la nutrición, el padre de Fabian buscó nuevas alternativas, entre esas Yara. 

¨Realizando los ensayos en campo con Yara, y logramos obtener resultados excelentes. Encontrando beneficios que no buscábamos en un principio, entre esos la resistencia a la sequía. Dado a las bajas precipitaciones, causadas por la deforestación, nuestro cultivo de maíz destacaba entre el resto, gracias al buen manejo técnico, mejorando la nutrición de los cultivos y obteniendo mayores niveles de productividad¨


Edward Moncada (30 años) PASTOS – COLOMBIA

Zootecnista especializado en nutrición animal, experiencia de 6 años en el sector lechero; es parte de la segunda generación de producción de leche en su familia.

Edward, en búsqueda por crear una empresa y hacer una gran diferencia  en el sector lechero, realizó una sociedad con un grupo interdisciplinario del sector pecuario, tratando de innovar en el desarrollo de la producción lechera.

¨Otro reto, igualmente importante, es ser atractivos en el mercado de leche cruda, teniendo como objetivo una buena composición del producto lácteo, aumentando el sistemas de producción en modelos de fincas en arriendo¨


Edwin Moreno (27 años) PAPA – COLOMBIA

Edwin  es Ingeniero Agronómico y agricultor de al menos 3 generaciones seguidas de la Sabana de Bogotá.

Su principal cultivo es papa R12 que vende a Congelagro y Pepsico.  Donde ha encontrado en la línea de Yara un equilibrio para obtener excelentes rendimientos de más de 50 tm/ha y ha mejorado su calidad.


Shyo Ogata (27 años) ARROZ – BOLIVIA

Shyo nos comenta que de las 480 ha de su campo, el 80% funcionan bajo sistema de trasplante y hace 4 años empezaron a utilizar los productos de Yara. Iniciaron con ensayos reemplazando el producto MAP y Urea por YaraMila KABAL PLUS y YaraVera AMIDAS.

Su principal reto fue aumentar el rendimiento y calidad de grano ya que también son proveedores de semilla para una cooperativa. Con mejoras en el manejo del cultivo y el programa de fertilización logró alcanzar un rendimiento de 10 toneladas, que resulto en algo histórico en los 20 años de producción en su familia.

Fabián Andrés Parra (32 años) PAPA Y CEBOLLA – COLOMBIA

Andrés se destaca por ser un agricultor de avanzada , por su espíritu emprendedor. Es un agricultor que busca productos eficientes (sin importar el precio, a él le importan los resultados).

Sabe que una buena calidad es lo que lo diferencia de los demás y buscando mercados diferenciados, mercados de exportación. Actualmente, junto a un grupo de agricultores que conformaron para abastecer a NESTLÉ.

Siempre con una mirada a futuro, siguen buscando oportunidades y buscando mercados especializados y de exportación, donde se valore su calidad y esfuerzo por lograr los mejores productos.


Susana Penagos (31 años) BANANO – COLOMBIA

Susana nos cuenta que Banaexport nació en el año 2000 como un proyecto de dos hermanos emprendedores, Oscar y Jorge Penagos, constituida para la producción de Banano Cavendish para la exportación desde Urabá para el mundo. Hoy, con la dirección de la segunda generación, celebran 20 años de existencia de la familia Banaexport, es una realidad de más de 450 familias, sembrando futuro y cosechando progreso.

Con certificación Fairtrade ratifican su compromiso social. Con enfoque de sostenibilidad y condiciones dignas para sus trabajadores, a través de programas de educación, mejoramiento de vivienda, desarrollo de comunidades y cuidado del medio ambiente.


Anapaula Pérez (31 años) CAFÉ – GUATEMALA

En 1904, el tatarabuelo de Anapaula inicia el negocio familiar en los cultivos de maíz y tabaco. En 1940 inician con la producción y procesamiento de café, así nace Finca La Reforma. Han ganado por 3 años consecutivos la taza a la excelencia en Guatemala. Están en proceso de innovar en riego por goteo y desean mecanizar parte del proceso en ciertas áreas de la finca. Por otra parte han expandido su portafolio de productos cultivando aguacate Hass el cual representa un 30% del negocio en la actualidad.

Principalmente vende su café a exportadoras de Guatemala y en pequeñas proporciones exportan micro lotes directamente a clientes en el extranjero.


Yanine Reyes ( 32 años) PIÑA – MÉXICO

Yanine es Ingeniera Industrial, especializada en Gestión y Control de Proyectos. Sus abuelos fueron agricultores pero sus padres no continuaron el camino.

En 2015, a través de un compañero de trabajo con un pequeño negocio familiar invirtió en la siembra de Piña. Además fue un paso más allá al profesionalizar el proyecto para lograr crear algo más grande.

¨Durante finales del 2015 y principios del 2016 nos dedicamos a realizar investigación sobre temas agrícolas, análisis de las siembras, investigación de precios, información sobre la creación de una sociedad, y fue a finales del 2016 que logramos conformar la empresa Campo Noble SPR de RL de CV con las personas que se volverían mis socios en este camino y con los que estamos logrando el hacer realidad un gran sueño¨


Reinaldo Quirós (18 Años)  PAPA, ZANAHORIA Y CEBOLLA – COSTA RICA

Reinaldo es un Productor para el Futuro, ha dicho amar la agricultura y sentirse orgulloso de ser agricultor, pues es una labor noble de la que dependen todas las personas para alimentarse. Además comenta sentirse agradecido con el planeta y quiere devolver esto produciendo más con recursos más eficientes.


Alejandra Ramírez (28 años) CAFÉ – COLOMBIA

Alejandra se define como una mujer joven, madre y  caficultora de tercera generación. Tras heredar la responsabilidad de su finca, esta profesional en Administración de Empresas, se dedicó al café.

Posee su propia marca de café y está incursionado en el cultivo de cafés exóticos. Además reconoce la importancia de la sostenibilidad, desde el punto de vista económico, ambiental y social. Es un verdadero ejemplo de relevo generacional, y del fortalecimiento del papel de la mujer cafetera como empresaria.


Susseth Romero (32 años) MAÍZ -MÉXICO

Su abuelo y su padre se dedicaron a la agricultura, y ella desde hace 3 años se convirtió en productora.

Con convicción por dejar atrás lo convencional, decidió cambiar la forma de trabajar el campo tradicional e incorporar nueva tecnología que incrementara la eficiencia del trabajo, el tiempo y la productividad. Se involucró en el negocio familiar y trajo la innovación al campo innovar con productos que tengan resultados positivos en sus cosechas y comprometidos con el medio ambiente, aportando de manera favorable a una agricultura sustentable.


Diago Romero (29 años) ARROZ – BOLIVIA

Diago es originario del departamento de Beni, su familia se dedica a la actividad pecuaria. Se mudó a Santa Cruz para estudiar Agronomía y decidió quedarse para establecerse como productor. Actualmente cuenta con 600 ha de producción destinadas a maíz, soya y arroz.


Ana Marcela Ruíz (35 años) CAFÉ – COLOMBIA

Es la tercera generación en dedicarse a la caficultura. Hoy Ana Marcela es una caficultora dedicada a su finca, sigue cuidadosamente la asesoría de acuerdo al desarrollo fisiológico de su cultivo y de mantener el  cuidado y protección del medio ambiente desde la fertilización, el manejo fitosanitario de su cultivo hasta la recuperación de cuencas o nacederos de agua que tiene en su finca.

Desde hace 3 años que maneja el programa nutricional de Yara, para mejorar la productividad y calidad.


Christian Schmeisser (28 años) TRIGO Y AVENA – CHILE

En 2015 y por la insistencia de Christian, se inició la siembra de cultivos, con el objetivo de migrar el campo totalmente hacia ese segmento. Ya en 2018 es cerrada la lechería. Actualmente siembra 340 ha totales de cultivo , todas son manejadas intensivamente obteniendo rendimientos sobresalientes a nivel regional.

Christian lidera todos los aspectos agronómicos del campo, preocupándose de ocupar la mejor tecnología disponible para obtener la mejor rentabilidad y eficiencia. En la temporada 2019-2020 se obtuvieron rendimientos por sobre los 55 qqm en Raps y 105 qqm del Trigo.


Jorge Valle (22 años)  BANANO – ECUADOR

Desde niño soñó con convertirse en agricultor, para continuar con el legado familiar. Fue su padre quien desarrollo más el área agrícola expandiendo las tierras y manejando especialmente el cultivo de banano.

Poco a poco se involucró más en cada una de las actividades, aprendiendo desde el campo hasta el procesamiento de la fruta en la empacadora.

A pesar de su corta edad, Jorge tiene dos metas claras; anhela hacer crecer su ciudad, siendo más productivo ayuda a generar una fuente de trabajo. Su segunda meta es ser profesor de universidad, pues este joven desea compartir sus conocimientos con las siguientes generaciones y formar líderes en la agricultura.


Plácido Vega (30 años)  FRIJOL – MÉXICO

Plácido pertenece a una familia dedicada al campo, es la tercera generación de productores, y desde hace 4 años junto a sus grandes maestros (abuelo y padre) quiere darle un plus al negocio familiar para que sea más eficiente año tras año en todos sus cultivos (papa, maíz blanco, frijol y sorgo).

Valerio Vélez (29 años)  CAFÉ – COLOMBIA

Caficultor de tercera generación, tras perder a sus padres, Valerio heredó la responsabilidad de su finca para salir adelante junto con su hermana menor.

Enfatiza que el respeto por la tierra debe ser el pilar de las labores que desarrollan como caficultores, porque el principal socio de los cafeteros se llama la tierra y si no se cuida el recurso tierra como socio no va a ser sostenible la actividad de la caficultura.

Argumenta además que el café es un motor de la economía colombiana pero a su vez es un motor para generar la paz. Sueña con tener sus hijos y que ellos continúen desarrollando esta noble labor.



Para cerrar este ranking y a modo de conclusión, sabemos que América Latina sufrirá un proceso cada vez más acentuado de envejecimiento de la población rural. Por eso, en Yara trabajan en pro del relevo generacional en el campo, respaldando el emprendimiento de jóvenes agricultores, para incentivar y promover el desarrollo económico y social.

Entre los principales retos que ve Yara se encuentra el de mostrar, a las nuevas generaciones de productores, que conectarse con la cadena de valor también genera grandes beneficios, como la sostenibilidad y la tecnificación de sus fincas, lo que sin duda fomentaría el orgullo por su cultivo, garantizando el relevo generacional en el campo.

Esperamos que todas estas historias te inspiren a ti a comenzar a ser parte de la solución en el agro.

Si te gustó este contenido, no olvides compartirlo en tus redes sociales usando las etiquetas #ProductoresParaElFuturo #35menoresde35 #Yara #Agriculturers

Además, te invitamos a seguir en Spotify el Podcast Productores Para el Futuro de Yara

Deja un comentario