20 habilidades para ser un super profesional agrolimentario (Parte III)

20 habilidades para ser un super profesional agrolimentario (Parte III)

En la parte I y parte II de las 20 habilidades que debes dominar para ser un superprofesional agroalimentario con futuro me he referido a ti ante la posibilidad de que fueras un tecnólogo/a alimentario. Y, en ese sentido, hemos ido desgranando las 10 primeras habilidades que, habitualmente, no suelen encuadrarse en los perfiles técnicos del sector. Y precisamente por eso te las he desvelado: para que puedas convertirte en un profesional valioso, diferente y competitivo.

Además, habilidades como el autoconocimiento, la marca personal, el networking o el liderazgo (en realidad, las 10 que te he expuesto) pueden serte de gran utilidad cuando estés en momentos de transición, entre un empleo por cuenta ajena y otro, e incluso para replantearte el futuro profesional en base a tus capacidades, competencias e ilusiones.

En esta entrada y en la siguiente te voy a describir 10 competencias/conocimientos/habilidades específicas de enorme utilidad para un superprofesional de la empresa alimentaria.

Independientemente del cargo concreto que ocupe. Porque otra cosa diferente es la profundidad en el dominio de cada una de las materias que, efectivamente, dependerá del tipo de puesto y de la responsabilidad.

Y también te digo desde ahora que, por su transversalidad, la mayoría de ellas son magníficas herramientas de gestión empresarial… independientemente del sector.

Así pues, ¡entremos en materia!

Habilidades/herramientas del superprofesional en la empresa… agroalimentaria

# 1 – Seguridad Alimentaria, HACCP/APPCC y Trazabilidad

Son las disciplinas propias del sector, las que podemos considerar como características y diferenciales del mundo agroalimentario.

Conocer y entender los 7 Principios del Análisis de Peligros/Riesgos y Puntos de Control Críticos, saber los elementos de los que se compone un Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria (en base a normas como IFS, BRC o ISO 22.000), o conocer el significado, aplicabilidad y responsabilidades en materia de trazabilidad deberían ser disciplinas existentes en la mochila de conocimientos de todo profesional de la industria alimentaria. Y no me refiero solamente a los profesionales técnicos, sino también a los comerciales, financieros, marketing o, por supuesto, gerencia.

A pesar de que son temas a los que me he dedicado profundamente durante muchos años, no pretendo extenderme aquí en estos conceptos. Si quieres profundizar algo más, te recomiendo que visites el blog de @SBQConsultores, y en concreto esta entrada en la que Ana Rojo te explica, brevemente y con su claridad habitual, los 7 principios del sistema APPCC. También ahí encontrarás los links a las entradas sobre las normas de seguridad alimentaria más habituales.

Gestión de Proyectos

Aumentar la productividad de una línea de fabricación. Mejorar la logística de materias primas. Aumentar la vida útil de un producto. Análisis y lanzamiento de una nueva referencia. Mejorar la comunicación interna. Aumentar la eficacia del proceso de gestión de pedidos. Reorganizar un departamento. Probar una nueva tecnología. Instalar el nuevo sistema informático.

Si vas a trabajar en una empresa agroalimentaria (y aún diría más, si vas a trabajar…), debes estar seguro de que, tarde o temprano, vas a tener la responsabilidad de participar, e incluso gestionar, un Proyecto.

Un Proyecto es un conjunto de actividades interrelacionadas y ejecutadas de manera coordinada que se desarrollan para alcanzar un determinado objetivo.

Un Proyecto se pone en marcha en un momento dado, para conseguir uno o varios objetivos, y finaliza (o debe finalizar) cuando estamos seguros de que esos objetivos se han conseguido, y están implantados en la actividad diaria. Un proyecto necesita de un responsable, un equipo (si es necesario), unos medios y unos plazos. Es lo que se denomina una actividad ad-hoc, es decir, con una organización provisional y una duración determinada.

Pero, siendo una de las actividades más habituales y necesarias, la Gestión de Proyectos es al mismo tiempo una de las peor ejecutadas en términos de planificación, control y obtención de resultados. Es por eso, precisamente por eso, por lo que tus habilidades y conocimientos en Gestión de Proyectos te aportarán un valor diferencial como profesional.

Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

Un profesional que no conozca hoy en día los principios de la RSE y el Desarrollo Sostenible podría ser tachado de ser alguien ajeno a los tiempos actuales.

Y es que en los últimos años ha aumentado el interés por las dimensiones social y ambiental de las actividades de las organizaciones, por lo que el modelo de empresa actual tiende a crear en el corto y largo plazo, no sólo valor económico, sino también valor ambiental y social.

Las premisas que consideraban que “la empresa por y para los beneficios; la empresa por y para los accionistas”, han evolucionado para dar un mayor protagonismo e importancia a todo lo relacionado con los impactos en el entorno de la actividad empresarial (empleados, proveedores, sociedad, medio natural, etc.).

La Responsabilidad Social Empresarial propone una gestión enfocada a los grupos de interés y defiende la idea de la empresa como una institución que, además de tener responsabilidad y obligaciones legítimas ante sus accionistas, es también responsable ante los individuos o grupos involucrados y/o afectados por sus actividades y decisiones. Una responsabilidad que va más allá del cumplimiento de las obligaciones legales, por entenderse que la empresa debe involucrarse también en los problemas y desafíos a los que se enfrenta la sociedad.

desarrollo-sostenible-553x400

Al mismo tiempo, se define Desarrollo Sostenible como aquél que tiene como objetivo “satisfacer las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”. Al igual que para el concepto RSE, el Desarrollo Sostenible pone énfasis en:

-Las dimensiones económica, social y medioambiental
-El enfoque hacia los grupos de interés (escucha)
-El foco en la gestión para la comunicación, divulgación y rendición de cuentas (Accountability)
-Dispones de la ISO 26000: Responsabilidad Social (aquí tienes la entrada sobre ella en el blog de SBQ Consultores). También AENOR desarrolló su propio Sistema de Gestión de la Responsabilidad Social IQNet SR10.

Y si quieres ir directo al grano sobre conceptos y contenidos de una memoria de sostenibilidad en condiciones, aquí tienes en español la última edición (Noviembre 2015) de la Guía para la Elaboración de Memorias de Sostenibilidad de GRI (Global Reporting Initiative).

# 4 – Desarrollo de Nuevos Productos

Se entiende por Desarrollo de un Producto al conjunto de etapas que deben ser llevadas a cabo para concretar la necesidad en relación a un producto expresada por el cliente, mediante unas especificaciones o no, o determinada y expresada por el Departamento Comercial/Marketing, en un producto que dé satisfacción plena a esa necesidad, a un precio aceptable y que produzca a la empresa una adecuada rentabilidad de su inversión.

El desarrollo se expresa en su fase final a través de unas especificaciones que definen un producto realizable, verificable y controlable en las condiciones propuestas de producción, distribución y utilización.

El desarrollo de nuevos productos, aunque suele afectar de manera clara a los departamentos de Marketing y Técnico, es un proceso transversal por definición, es decir, que afecta a prácticamente todas las áreas de la empresa.

Todos trabajaríamos más relajados si fuéramos conscientes de las distintas fases de este proceso y de sus respectivas importancias.

Un típico proceso de Desarrollo de Nuevos Productos sería el siguiente:

hh

No es ésta la entrada más adecuada para explicar las características de las distintas partes de este proceso tan importante. En las próximas semanas prometo entrar en profundidad en este tema, y dedicarle una entrada específica aquí, en #NuevosTiempos.

# 5 – Mejora continua. Mejora incremental

El trabajo que desarrolla cada persona tiene dos componentes fundamentales:

1) El mantenimiento o apoyo al “status quo” establecido, esto es, cumplir con los estándares y niveles actuales. Consiste en tener claras las estipulaciones de los procedimientos operativos estandarizados y cumplir con ellos. Solamente si cada uno trabaja cumpliendo meticulosamente todos los estándares de la empresa podrá entregar productos de alta calidad de acuerdo con sus especificaciones, al coste (precio) correcto, dentro del plazo estipulado y facilitando el servicio que se requiere. La confianza de los clientes, sean éstos internos o externos, depende de este mantenimiento. Es lo que podría denominarse el Control de los Procesos.

2) La ruptura de ese status quo para mejorar las circunstancias. Además del mantenimiento, es necesario incorporar a la estructura de la empresa algún elemento de algún modo destructivo, que rompa las circunstancias existentes de modo que se superen los niveles presentes de rendimiento y no se permanezca en la rutina. La Mejora de los Procesos también es algo que debe ir unido al trabajo de cada uno.

Podríamos decir que la Mejora de los Procesos tiene dos componentes:

Mejora incremental: Es un progreso súbito y espectacular motivado por cambios drásticos de la situación que normalmente requieren decisiones importantes y/o grandes inversiones. La mejora incremental se decide y aplica en momentos determinados del devenir de la empresa.

Mejora continua: Representa un progreso paso a paso, incremental, con pequeños cambios que se van acumulando. Se aplica de manera constante y sin solución de continuidad. Es responsabilidad de todos y cada uno de los empleados en el marco de su puesto de trabajo, con el apoyo e impulso decidido de toda la línea jerárquica.

Como ves, es muy conveniente para tu progreso profesional que conozcas algunas de las herramientas de mejora más aplicables al sector agroalimentario. El LEAN Manufacturing es la que posiblemente más se está moviendo en estos momentos dentro del mundillo industrial. Si quieres empezar a tener información sobre esta herramienta te recomiendo que leas Lean Thinking, considerado como la biblia de esta metodología.

Con 5 habilidades/herramientas más completaremos las 20 prometidas para que te conviertas en un superprofesional agroalimentario.

3 Comentarios

  1. Muchas gracias por estos artículos.
    Realmente es una serie fantástica como ayuda en el camino para convertirse en un super profesional agroalimentario, muy completa y que contempla los aspectos de base necesarios para ser un super profesional en cualquier ámbito, aspectos que en ocasiones pasamos por alto como pararse a reflexionar sobre la marca personal y el autoconocimiento, y sencillas pero poderosas herramientas como el Mapa Mental.
    Deseando leer la Parte IV

  2. Buen día, por favor una consulta.
    Cuento con un terreno de 300 metros cuadrados, el cual sueño en convertirlo en mi vivienda familiar ecológica con la mayor parte destinada para cultivo orgánico.
    Convertir este espacio en un modelo piloto para ser replicado por la vecindad al comprobar que es posible vivir en armonía con nosotros mismos y nuestro entorno.
    Por favor busco asesoramiento y financiamiento, me pueden sugerir algo.
    Gracias
    Elisabet Vargas mail; eliturs@yahoo.es
    Soy de Peru

  3. DAVID ANDRES RICARDO GIL

    EXCELENTE

Deja un comentario